Curiosamente, mientras Josefina Vázquez Mota asegura que en política electoral se ataca a quien va adelante, el presidente de su partido, Ricardo Anaya, endereza sus obuses contra la candidata de Morena, Delfina Gómez, a quien califica de títere de López Obrador. Para Vázquez Mota, la candidata de Morena “es una imposición”, que “no tiene capacidad para gobernar”; obviamente, las huestes de Morena podrían argumentar igual contra doña Josefina y en aquello de “imposición” hasta el propio presidente del PAN en el Estado de México podría confirmarlo.