Veracruz- 2017-04-2619:40:57- Josefina Lugo/ Acéfala se encuentra la Procuraduría Federal del Consumidor desde el pasado 23 de abril, fecha en que la ex delegada, Elizabeth Morales, dejara su puesto para asumir otras labores.

A más de un mes de distancia aún no hay una persona “autorizada” para proporcionar una entrevista a los medios de comunicación así lo informaron las asistentes que ahí laboran, confirmando que aún no han nombrado a un nuevo delegado que asuma el cargo.

Sin embargo la PROFECO continúa brindando sus servicios a los consumidores que acuden a la Procuraduría en busca de apoyo ante los abusos y arbitrariedades de los que son objeto por parte de algunas compañías y prestadores de servicio.

La atención de quejas es relativamente rápida, pero cuando una queja es canalizada para una audiencia, los consumidores tienen que esperar hasta un periodo de dos meses.

En dicha audiencia la PROFECO solo funge como organismo conciliador entre ambas partes, pues no está facultada para obligar a ninguna de las dos partes a nada.

Es decir, la PROFECO solo sirve de enlace para que ambas partes, consumidor y prestador de servicio, lleguen a un acuerdo, de no existir éste, el expediente solo pasa a ser archivado con las observaciones pertinentes en cada caso.

La Procuraduría Federal del Consumidor no puede ejercer una coacción en beneficio del consumidor dejando decepcionados a muchos de los consumidores que ven en este organismo una esperanza para resolver sus problemáticas

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO