Nanchital- 2017-04-2817:27:00- Ana Isabel Cruz

A poco mas de 24 horas que fuera abierto a la circulación el túnel sumergido “Puerto México”, ya está dando de qué hablar debido a que los automovilistas que están utilizando esta vía de comunicación, manifiestan que no pueden comprobar los gastos de peaje fiscalmente ya que la compañía COTUCO no cuenta con facturación.

La Concesionaria Túnel Coatzacoalcos, S.A de C.V, (COTUCO) cuyos datos fiscales son los que aparecen en la emisión del boleto de cobro del túnel sumergido, parece tener el mismo manual, que aplico la Operadora Puerto México, en sus inicios del cobro del peaje del Puente Coatzacoalcos 1, que durante mucho tiempo no emitió factura y su página de internet estuvo fuera de servicio para realizar este trámite.

Trabajadores de la zona industrial y conductores, quienes por cuestiones laborales tienen que comprobar los gastos que realizan diariamente, se trasladaron hasta las oficinas del túnel donde solicitaron al personal que labora en esa plaza de cobro, les facturaran los gastos realizados, teniendo como respuesta que ahí no se podía hacer y que era solo por internet, a pesar que en el boleto indica lo contrario, molestos por esta situación hacen un fuerte llamado al SAT para que intervenga a la mayor brevedad posible, porque es demasiado caro el peaje, para que no se les otorgue su comprobante fiscal.

Entramos a su portal de internet, www.tunelcoatzacoalcos.com.mx, para solicitar la factura del pago de los 34 pesos, al ir a la facturación, no más no se pudo hacer, solo sale en su página lo siguiente “Para facturar tus cruces con pagos electrónicos te recomendamos meterte a la página TAG y te recordamos que el SAT solo acepta deducibles de impuestos los pagos de peaje por medio electrónico”, por lo que en pocas palabra el usuario se tendrá que conformar al llegar a la caseta con la sonrisa, amabilidad del cajero quien lo recibe y le dice “Que tal le pareció el cruce por el túnel; muy bien todo, gracias y que tenga un feliz viaje”.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO