Xalapa- 2017-04-2709:34:56- Ariadna García

El 60 por ciento de las personas que están en los centros penitenciarios no han recibido sentencia, aun cuando muchos de ellos llevan recluidos hasta 15 años, reiteró el director del Instituto de Formación Profesional de la FGE, Raúl Iruegas Álvarez, al señalar que esa es una de las asignaturas pendientes del gobierno mexicano.

Y es que sostuvo que aunque se cambie el nombre al tema de readaptación o reinserción no tendrá sentido si al interior de los centros carcelarios no hay programas formativos que funcionen.

“Es algo delicado a lo que no se le ha puesto la debida atención por parte del gobierno mexicano, esto rebasa a los estados”, abundó.

Este miércoles otorgó un curso introductorio sobre el Sistema Acusatorio Adversarial en el Cabildo Xalapeño, con el objetivo de que la población conozca los alcances de ese nuevo sistema.

Capacitación

Dijo que en Veracruz y el país hace falta mucha capacitación de los propios operadores, defensores privados y la ciudadanía en general pues no existe una socialización.

“Mientras esta reforma constitucional de 2008 continúe siendo impopular, los esfuerzos que se intenten hacer en la materia serán complicados”.

Y es que advirtió, los juicios orales y el nuevo sistema de justicia penal, no se entiende en su totalidad, pues además hay muchos mitos en donde no se logra comprender lo que sucede en las audiencias y cuáles son los principios que las rigen.

Por ello, consideró que la ciudadanía debería saber que costó mucho trabajo tener un sistema de justicia pútrido y fracasado en donde muchos de los procesos que se tenían de reclusos en centros penitenciarios, llevaban hasta 15 años sin una sentencia.

“Es decir, no se les había demostrado su culpabilidad y nuestras cárceles en todo el país, en más del 60 por ciento la ocupan personas del sistema anterior que no han sido sentenciados”.

Así, refirió que es fundamental que la gente entienda que el sistema funciona, que es garantista con derechos del imputado y la víctima y que funciona en la medida en que se entienda el principio de presunción de inocencia que no es lo mismo que proteger a los delincuentes.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO