A punto de concluir su periodo de gobierno en Nayarit, el gobernador Roberto Sandoval ya fue denunciado ante la PGR por entiquecimiento inexplicable, por un colectivo ciudadano encabezado por Rodrigo González Barrios. La base de esa acusación radica en la adquisicón por Sandoval de un rancho cuyas especificaciones rebasan los ingresos de cuando se desempeñó como diputado local, alcalde y un año de gobernador, “no le alcanzan” dicen los denunciantes, pues la crianza de caballos de raza, la construcción de fuentes, edificaciones y otra infraestructura construida en el sitio rebasan con mucho sus ingresos. Este será otro caso en el que la corrupción figura como principal co-protagonista