Si es cierta la versión sobre un aplazamiento para traer a Duarte de Ochoa a México entonces arreciarán las versiones acerca de los compromisos contraídos con el gobierno encabezado por Peña Nieto.  El subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR), Alberto Elías Beltrán, da la preocupante noticia de que “Haremos todo lo posible para hacerlo (la extradición) lo antes posible (…) en la experiencia con otros casos, esperamos que llegue a México dentro de entre 6 meses y un año”. ¿Tanto tiempo para repatriar a un indocumentado como lo es Duarte en ese país pues entró de manera ilegal? ¿Qué se oculta?