Causa verdadera extrañeza que Leonel Bustos Solís, ex responsable del Seguro Popular que comparte una carpeta de investigación con Audirac, se haya fugado al amparo de un muy evidente descuido de la fiscalía. A Bustos se le acusa de los delitos de peculado, de tráfico de influencias, de abuso de autoridad e incumplimiento de un deber legal en agravio del servicio público, visitó varias veces el juzgado de Pacho Viejo y no volvió cuando avizoró el riesgo de ser detenido, ¿por qué la Fiscalía no le dio seguimiento, o acaso ya adquirió un status parecido al del ex contralor y otros cómplices más de quienes saquearon a Veracruz?