El periodista Héctor de Mauleón describe en su colaboración de ayer a El Universal preocupantes hipótesis acerca de asuntos relativos a la captura de Tomás Yarrington en Italia; señala que el gobierno tamaulipeco descubrió que su antecesor pagaba cuatro escoltas al ahora preso y formula una interrogante: el gobierno de Tamaulipas pagaba escoltas a Yarrington ¿pero no sabía dónde se hallaba el gobernador prófugo? También escribe que según la subprocuraduría jurídica de México su información de inteligencia sirvió a las autoridades italianas para capturar al ex gogernador, sin embargo, dice, en Italia refieren a las instancias de justicia de los Estados Unidos, no de México. Y concluye: “¿qué se desprende de esta historia? Sólo malas conclusiones. Conclusiones descorazonadoras”.