La detención del ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, debe tener bastante nerviosos a otros políticos mexicanos, ex gobernadores algunos de ellos a quienes se les ha imputado haber colaborado desde el poder con las mafias delincuenciales, en Veracruz de eso algo hemos escuchado referido a un ex gobernador veracruzano. A Yarrington se le acusa de lavado de dinero, relación con carteles del narcotráfico y de enriquecimiento ilícito, culpas que seguramente pagará tras las rejas. Lo singular, aunque nada que pudiera sorprendernos, es que será en tribunales de los Estados Unidos donde será juzgado el político mexicano a quien le integraron una investigación detallada acerca de sus malos pasos y, semejante al caso del ex fiscal de Nayarit, Edgar Veytia, se adelantaron a las autoridades mexicanas en dar a conocer que es un malandrín.