Astrolabio 
Por: Luis Ramírez Baqueiro

“Cuanto mayor es la dificultad mayor es la gloria.” – Cicerón.

La contienda electoral por la alcaldía de Xalapa, comienza a subir de intensidad, a casi dos semanas de campañas, como andarán las preocupaciones de algunos, que a los que en su momento despreciaron, simplemente se les ve ahora como los enemigos latentes del mañana, y por ello, a como dé lugar hay que bajarlos.
Ese es el caso del empresario Nicanor Moreira Ruiz, quien ahora venido a político comienza a sufrir los estragos de esta guerra intestina que significa la disputa por la alcaldía de Xalapa.
Para Nicanor –como le gusta que le llamen- los ataques se han convertido en el pan nuestro de cada día, desde su anunció público por contender, su presencia, generó muchos escozores en algunos de los participantes, al grado tal, que en primera instancia, le encurdaron y dieron alas en Acción Nacional, para después, llegado el momento darle la patada respectiva, en el caprichoso intento por colocar a David Velasco Chedraui en la candidatura, que a la postre, resultó todo un escándalo y fiasco por la pésima operación para consumarlo.
De ese modo, Moreira Ruiz, mostró que es más valioso el poder de la dignidad, y públicamente anunció su retiro del intento de ser postulado por la Coalición “El Cambio Sigue” conformada por el PRD y PAN, que finalmente, haciendo valer el tema de la equidad postuló a Ana Miriam Ferráez, pasándose por el arco del triunfo todos los procedimientos y protocolos, generando con ello, un gran malestar entre la militancia perredista.
Aislado ya de toda compromiso y posibilidad en ese frente, Nicanor Moreira, sabedor de su capital político, construido a través de 18 meses de trabajo en las colonias, a través de su Asociación Civil, encontró la oportunidad en el Partido Nueva Alianza, una fuerza política, construida y manejada por docentes, que vieron en el empresario una posibilidad real de darle un vuelco a la función municipal.
Reconocido por su desempeño empresarial, en el ramo mueblero, Moreira supo granjearse el afecto de los militantes del PANAL quienes se han sumado a su campaña con ahínco, esperanzados en dar el campanazo en la contienda comicial.
Quizá por ello, la alerta en los “war room’s” de los contrincantes comenzó a sonar, el empresario comenzó a subir como la espuma y eso, cambiaría el rumbo del proceso electoral, la instrucción de bajarlo debía comenzar de inmediato, antes de que les comiera más el mandado.
De ese modo, la guerra soterrada en redes sociales no ceja, la campaña negra en su contra, ha llevado a los opositores a su campaña a buscar la manera de bajarle a como dé lugar, así sea hackeándole sus redes sociales y su perfil personal en Twitter y Facebook.
Apenas la semana pasada, el Comité Ejecutivo Estatal del PRD interpuso una impugnación en contra de la candidatura de Nicanor Moreira, situación en la que éste dio la cara para defender su derecho ciudadano de participar en elecciones democráticas libres y en equidad.
A pesar de los ataques en su contra, el candidato de Nueva Alianza le ha señalado a este reportero, al cuestionarle si tiene indicios de donde provienen los mismos, que “no puedo acusar a nadie pero es evidente que a alguien no le gusta el crecimiento de nuestra campaña”.
Es evidente, que los candidatos que aparentemente puntearían la contienda, han dado muestras de escaso poder de convencimiento, lo que ha provocado que la guerra se desate, sumado a la incorporación de personajes destacados que le han venido a sumar a su campaña.
El caso más evidente de Moreira Ruiz recae en Gustavo Cuevas Pastrana quien fuera un excelente operador político por muchos años dentro del PRI y al cual, como todo lo que sucede en ese instituto desecharon.
Cuevas Pastrana coordinó varias campañas políticas a alcaldías, así como a diputaciones tanto federales como locales, sumado a ello, conoce muy bien Xalapa, pues por años ha sido un activo político que tanto le sabe al tema de partido, gobierno como empresarial.
En su curricula destaca haber sido presidente del Comité Municipal del PRI durante el gobierno de Carlos Rodríguez Velasco, regidor en el trienio de Rafael Hernández Villalpando.
La preocupación está ahí, Moreira sigue creciendo y no encuentran modo de descarrilarlo, a ver si en una de estas, no da la sorpresa y deja a más de dos chiflando en la loma.

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com
Twitter: @LuisBaqueiro_mx