Veracruz- 2017-05-2210:23:23- Olivia Hernández

La tala de árboles y el tráfico de especies en la Reserva de la Biosfera de Los Tuxtlas continúan ante la falta de un inspector de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, declaró Carlos Manuel Rodríguez, director de la Reserva Ecológica Nanciyaga.

Especificó que desde hace dos años han hecho el llamado a la Profepa para que tenga presencia en la zona protegida y hasta el momento no han tenido resultados favorables por parte de la dependencia federal.

Rodríguez agregó que aunque tienen la promesa de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas para la llegada de la Gendarmería Ambiental a la región de Los Tuxtlas aún no se cumple.

“El problema de la tala y el tráfico de animales sigue, nosotros tenemos ya más de dos años solicitando a la Profepa que tengamos una persona ahí.

“No tenemos inspector de Profepa, es increíble. También tenemos el compromiso del Comisionado Nacional de Áreas Protegidas de que iban a mandar a la Gendarmería Ambiental, hasta ahorita no tenemos todavía a la Gendarmería Ambiental”, comentó.

Extinción

El director de la Reserva Ecológica Nanciyaga alertó que las especies más sustraídas de la Reserva de la Biosfera de Los Tuxtlas son loros, cotorros y algunos mamíferos pequeños pues los mamíferos grandes ya se extinguieron.

“El mercado de los loros y los cotorros, que es el más dramático, es enorme la cantidad de animalitos que están sacando de la reserva.

Yo tengo reportes de los amigos que trabajan en las comunidades de que continuamente (hay gente) que está capturando animales allá”, alertó el biólogo.

Rodríguez lamentó que en la Reserva de la Biósfera de Los Tuxtlas el jaguar se extinguió pues necesita al menos 600 hectáreas para vivir y con la elevada deforestación que existe en la zona este ejemplar ya no tiene las condiciones para registrar población.

Hizo un llamado a las autoridades federales para que registren presencia en la región que actualmente es devastada por la tala de árboles y el tráfico de especies a pesar de ser un área natural protegida.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO