Armando Ortiz

Por supuesto que hay buenas intenciones en los colectivos de padres que buscan a sus hijos desaparecidos; por supuesto que este tipo de movimientos obliga a las autoridades a no olvidarse de las desapariciones y darles carpetazo. Sin embargo, cada vez es más evidente que algunas personas de estos colectivos están lucrando con la desaparición de sus hijos y con la de los demás. En la pasada toma de las instalaciones de la Fiscalía se advirtió la presencia de la abogada que acompañaba a Bermúdez Zurita durante su detención en Pacho Viejo, Pía Irene Salazar Santana. Esta abogada entregaba tarjetas a algunas personas de algún colectivo para azuzar la situación. En la reciente toma de la Fiscalía el padre de un joven desaparecido reprochó a las personas del Colectivo por la Paz que usaran sin su autorización la imagen de su hijo. El señor Carlos Saldaña advirtió que por causa de que se tomaron las oficinas el no pudo hacer una diligencia a la que estaba citado, además de que no lo enteraron de la acción que tomarían los del Colectivo por la Paz. El señor Saldaña acusó a Sara Gonzales, del Colectivo por la Paz que se vendió con la fiscalía de Luis Ángel Bravo, con quien asistía a cenas y “hasta andaban de la mano”, acusó. Nadie quiere criticar a los colectivos, porque su labor es loable, plausible y valerosa. Pero alguien los está utilizando para fines políticos; eso que ni qué.

Padre de Gibrán revive el caso de su hijo; llega a Fiscalía con evidencias
Por estar tomadas las oficinas de la Fiscalía no se pudo atender a Efraín Martiz Aguirre, padre del joven Gibrán Martiz, asesinado en enero de 2014, tiempo en que Arturo Bermúdez Zurita era secretario de Seguridad Pública. El padre de Gibrán acusa directamente a Arturo Bermúdez y advierte que tiene pruebas de que su hijo estuvo en las instalaciones de la Academia de Policía y en la casa del propio Bermúdez Zurita. El señor Efraín Martiz dice que mucha de la información del expediente de su hijo la han desaparecido para borra evidencias y pide se investigue el supuesto operativo en donde se pretendió hacer creer que rescataban a su hijo, y que con la excusa de la balacera lo dieron por muerto. Para el padre de Gibrán los responsables del crimen de su hijo fueron los mismos policías a la orden de Bermúdez Zurita y protegidos por el entonces fiscal Luis Ángel Bravo. Parece ser que el exsecretario de Seguridad Pública de Javier Duarte tendrá que responder por la muerte de Gibrán y de otros jóvenes que lo acompañaban.

Falsa la detención de Gabriel Deantes; pero se dice que ya es inminente
Pues algunos medios soltaron la noticia de que Gabriel Deantes había sido detenido la tarde de este martes, pero al parecer eso no ha sucedido. Lo que sí pasó fue que al exfuncionario duartista, primo hermano de Alberto Silva, le volvieron a negar un amparo. Y eso que el señor se fue hasta Puebla a tramitar ese amparo con el que buscaba evitar su detención por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE). Quizá esto fue lo que motivó esa falsa noticia, pero quizá también sean las ganas que los veracruzanos tienen por verlo tras las rejas. Gabriel Deantes, en otros tiempos vendedor de teléfonos celulares, llegó a estar muy cerca del grupo de poder, ocupando puestos importantes en la Secretaría de Finanzas, Secretaría de Educación y llegó a ser incluso Secretario de Trabajo en el gabinete de Javier Duarte. Deantes tiene una riqueza ostentosa que resulta inexplicable dado el sueldo que ganara como funcionario público. Pero Gabriel Deantes también fue operador politico de varias campañas. Desde un piso del edificio que hace esquina en Av. Orizaba y Reyes Heroles, operó un sinfín de campañas electorales a favor del PRI. Deantes es el segundo en la lista de Libertad bajo Palabra que están por detener, la primera fue Madame Gina.

Armando Ortiz aortiz52@nullhotmail.com