Astrolabio Político 
Por: Luis Ramírez Baqueiro

“Cuanto más pequeño es el corazón, más odio alberga.” – Víctor Hugo

Desde una perspectiva general, se puede señalar que los principales actores políticos mexicanos han asumido la importancia y la necesidad de las transformaciones institucionales, a pesar de que buena parte de sus acciones sigan ligadas a cálculos políticos de corto plazo enmarcados en su estrategia de conseguir el poder en cada año electoral.
Ese sigue siendo quizá el principal problema de muchos de los actores políticos mexicanos.
Contrario a ello, una nueva corriente de políticos, comienza a vislumbrar en las coaliciones políticas y de gobierno una nueva forma para terminar con el “Establishment”, de esta manera, buscan instaurar gobiernos en donde mayores posiciones ideológicas encuentren representación y con ello, un mayor número de personas se sientan identificadas.
Uno de esos políticos, es Jesús Zambrano Grijalva, originario de Empalme, Sonora., inició sus actividades políticas como líder estudiantil mientras cursaba la carrera de Físico-Matemática en la Universidad de Sonora, dejó sus estudios y se unió a la Liga Comunista 23 de Septiembre, participando en actividades guerrilleras, capturado por las autoridades gubernamentales fue preso político entre 1974 y 1975.
Miembro fundador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) sabe lo que significa ser oposición, por ello quizá, apuesta por el dialogo y el consenso, sabe que el ejercicio de la política se basa en eso, en equilibrios, en pesos y contra pesos, siempre con el objetivo de alcanzar el bien común.
Su visión conciliadora, fue clave para la conformación de la gran Alianza entre PRD y PAN, que permitió de alguna manera, acabar con el control hegemónico que el Revolucionario Institucional detento en Veracruz por cerca de 87 años.
Zambrano Grijalva tiene muy claro que los cambios que necesita México serán solo alcanzados con la participación inminente de todas las corrientes políticas, pero sobre todo la de su partido el PRD.
Cuestionado por este reportero respecto a si Andrés Manuel López Obrador es el futuro o la desgracia de México, el político sonorense, afirmó no compartir la visión empleada en años anteriores para asegurar que representaba un peligro para la nación.
Sin embargo si remarcó, que López Obrador, expresa un manejo de discurso que no abona a la construcción de los grandes acuerdos nacionales, su constante descalificación a los demás institutos políticos que no son el suyo, al llamarlos “la mafia del poder”, evidencia una especie de lenguaje discriminatorio, que raya por momentos en discurso ofensivo que en nada construye a la democracia en México.
Precisó que mientras el líder de Morena en todo encuentra un complot, se intenta evadir de lo verdaderamente grave, como en el caso de la diputada Eva Cadena, en donde califico que le pusieron un cuatro, cuando debería reconocer que lo verdaderamente importante es la cadena de corrupción en la que se ven inmersos militantes de su partido.
Zambrano afirma, para AMLO todo es un intento desesperado por amolarlo, y para ello, presupone acciones en su contra a lo que le pregunta pues de qué clase de gente se está rodeando “que se deja caer en esos cuatros”.
Lo cierto es que este distinguido miembro del PRD tiene una visión clara de lo que es y debe ser el ejercicio de la política, lo que abona un punto a la posible victoria de su candidata en Xalapa, Ana Miriam Ferraez, que pian, pianito, se comienza a posicionar entre el electorado, por esa fuerza que le da, el provenir de la sociedad.

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com
Twitter: @LuisBaqueiro_mx