Línea Caliente
Por: Edgar Hernández
11 de mayo de 2017

Ana Miriam de apariencia se ve frágil. No lo es.

Mística, toda ella espiritual, está llena de energía. Carga un positivismo que irradia. Es apolítica totalmente, pero trae la fuerza del acero y por estos tiempos trae la urgencia de llegar a la presidencia municipal de Xalapa para iniciar el cambio anhelado.

Sentencia:

“¡Ya estuvo bien de tanta corrupción! ¡Ya basta de más de lo mismo!.. Vamos a sentar las bases del nuevo Veracruz, Xalapa está listo”.

Ana Miriam no es una mujer de maquillaje político. Tampoco del que se ponen las mujeres en la cara, su rostro es limpísimo. Viste con un terno blanco y negro con suaves toques de margaritas plasmadas en la blusa y zapatillas de media plataforma, 1.56 de estatura, no más de 51 kilogramos de peso y con un brillo intenso en sus profundos ojos negros.

Ella, la de la familia de radiodifusoras de 70 años para atrás, no tiene la menor duda que ha llegado el tiempo de las mujeres.

“El jalapeño sabe, el jalapeño es pensante, el jalapeño no vota a ciegas, el jalapeño está listo para el cambio”, dice sin titubeos ella, la dama quien es ampliamente conocida en la radio por sus “Espejos del Alma”, por su labor altruista, por su misticismo.

“Soy católica, tengo cinco hijos; mi madre es mi adoración; mi papá enérgico… a veces regaña”, desliza con simpatía y carisma natural en larga charla con este reportero este 10 de mayo.

Sabe, y lo sabe bien, que va muy arriba de Morena y que el PRI a la mitad de la campaña se atrancó y que ahora el reto es por los indecisos que históricamente en Veracruz oscilan entre el 20 y 25 por ciento de la población en edad de votar.

Pero, ¿Quién es Ana Miriam? ¿Qué le anima y que le hace llorar?

Son tiempos electorales en donde Xalapa, por ser la capital llama la atención, pero más porque una mujer aspira a la alcaldía.

“Quiero ser alcaldesa porque es mi momento; porque ¡Ya estuvo bueno!, porque hay un hartazgo generalizado en la ciudadanía, lo cual me motivo querer subirme a la arena política para poder cambar de fondo la situación actual”.

¿Hobby?

“Pues me gusta meditar”.

¿Cuándo llegues a la alcaldía, si ello sucede, cual será tu primera acción?

“De manera indiscutible poner orden en lo administrativo y poner en marcha el proyecto que hoy expongo a la opinión pública sustentado en la honestidad, transparencia y orden”.

¿Qué opinas sobre quien se mete en la vida privada de las personas?

“Solo me merece una respuesta, ¡ociosas!”.

A Ana Miriam el optimismo le brota por los poros. No habla como alcaldesa, piensa como alcaldesa. Se mueve con un breve staff, se levanta a las seis de la mañana… y no tiene inconveniente en ir a tocar puertas.

Hasta la puerta del domicilio de este reportero llegó para charlar.

¿Hijos?

“Es el regalo más grande que Dios dio al hombre… Sus nombres Ana Paulina, Tomás, José y Juan Pablo”.

¿Cinco acciones por Xalapa?

“Una mejor seguridad; mejora y promoción del empleo; mejores servicios públicos, un gobierno cercano a la ciudadanía, pero sobre todo transparente y eficiente y también lo que queremos es generar la cultura de la honestidad con cero corrupción”.

¿Tu familia va a gobernar contigo en caso del que el voto te favorezca?

“Yo soy la que gobernaré, recibiré la conseja de mis padres y hermanos, pero la responsabilidad total será mía y de nadie más”.

En días pasados la aspirante por la fórmula PAN/PRD coaligados para ganar Xalapa, recibió la visita de la también aspirante presidencial, Margarita Zavala, quien ha considerado a Ana Miriam como un diamante.

Ayer, 9 de mayo, llegó a Xalapa el equipo operativo de Margarita para sumarse a la cruzada electoral y “Anita”, como le dicen sus cercanos, está empoderada.

¿Cómo le gustaría verse cuando sea viejita?

“Bueno, pues como una mujer muy querida por sus hijos y nietos. Hoy este día, este 10 de mayo voy a comer con mis cinco hijos para refrendarnos el correspondido amor que les profeso”.

¿Eres panista o perredista?

“Ayy, que buena pregunta. Anótale: ¡Soy ciudadana!”.

¿Por qué tendría que votar por Ana Miriam?

“Bueno, yo quiero que votes por mí, porque es la oportunidad que tenemos todos los jalapeños de tener un gobierno completamente diferente, no con una política tradicional, sino humana, con sensibilidad. Quiero que la ciudadanía sepa que tiene hoy en sus manos el poder de gobernar conmigo, una como ellos que va a ser su presidenta municipal que los va a escuchar, que los va a atender y les va a dar respuestas concretas”.

¿Baches y basura, problemas fuertes, no?

“Ya tenemos acciones sobre el tema de la basura. Ya platique con los de limpia pública que tienen una serie de preocupaciones por el tema de la privatización, por la obsolescencia de los camiones recolectores, porque no tienen herramientas de trabajo, no tienen buenos salarios y sus horarios de trabajo son un caos. Vamos a meter la mano a fondo. De entrada se van a dividir los desechos orgánicos e inorgánicos creando conciencia ciudadana”.

¿La 3 de 3?

“Bueno, la corrupción no formará parte de mi gobierno. Vamos a recuperar la credibilidad”.

¿Qué tipo de gente colaborará contigo?

“Todos los que trabajen conmigo deberán presentar su 3 de 3 –transparencia-; que tengan un examen psicológico y médico completo y que tengan los principios de honestidad y entrega”.

¿Aviadores?

“En mi gobierno no habrá aviadores”.

¿Cómo será tu relación con el gobernador Yunes?

“De cercanía, de apoyo y exigencias para que trabajemos en conjunto”.

¿Una mujer rica como tú puede gobernar a los pobres?

“A ver. Seamos claros. Yo no soy una mujer rica. Soy un mujer que vive con dignidad, que tiene emociones, que es espiritual y que tiene ganas como ser humano de hacer el bien… es eso sí soy rica”.

¿Qué te hace llorar?

“La pobreza. La enfermedad. Las injusticias. Cuando sea alcaldesa voy atender a los niños de la calle, a los lanzafuegos, a los pedigüeños, a la tercera edad. Lo haré como lo haría una madre que atiende a sus hijos”.

¿Y en materia de transporte público?

“Vamos a hacer un cambio de fondo. Vamos a sumar a los transportistas, vamos a reestructurar las rutas…”

¿Podrás sacar adelante Xalapa cuando seas alcaldes, no te da miedo?

“No me da miedo. Yo no tengo miedo a nada. Todo problema es posibilidad de crecimiento y aprendizaje. El mayor recurso que tiene Xalapa es su gente. Y ¿cómo tener miedo, si voy a estar rodeada de un equipo de profesionales, de académicos, arquitectos e ingenieros. Siempre tendré a mi lado a un consejo de sabios”.

¿Cuál es la mejor enseñanza que te ha dejado tu papá?

“Ser auténtica”.

Ana Miriam Ferraez viene de ama de casa a una mujer tras el micrófono. Viene de la no política a la política pura.  Es Ana Miriam la que le gana el brinco a David Velasco Chedraui, concita la simpatía de Margarita Zavala y cuenta con el apoyo de Miguel Angel Yunes Linares.

“Te invitaré un café cuando sea alcaldesa”, concluye esta dama de voz dulce, casi inaudible… un suspiro con falda.

Tiempo al tiempo.

 

*Premio Nacional de Periodismo