Si no fuera por lo burdo y por la implicación que alcanza en cuanto a la corrupción de millones de pesos saqueados del erario veracruzano, sería irrisorio el ataque de quienes al parecer están bien identificados como autores de un ataque contra la periodista Claudia Guerrero Martínez.

Limitados en cuanto a la dotación de sus neuronas, los autores presentan a una pareja en relaciones íntimas, pretendiendo atribuirle a la mujer la personalidad de la Premio Nacional de Periodismo, ¡sin que tengan el menor parecido!

Tamaña estolidez debería preocuparles a ellos mismos, los autores del desatino, porque con esta creatividad de renacuajo seguramente no tendrán suficiente inteligencia para defenderse cuando se les vayan encima los auditores de Hacienda Federal y los abogados de las Fiscalías estatal y federal, ya que al parecer el orquestador es alguien implicado en la operación de empresas fantasma, según menciona el portal Libertad bajo Palabra.

Guerrero Martínez bien puede sufrir peores ataques infames, los que nunca la tocarán porque su profesionalismo y veracidad están a toda prueba, adicionalmente garantizados por miles de lectores a los que orienta cada día como la líder de opinión que es.

VER: 

http://libertadbajopalabra.com/2017/05/25/libertad-palabra-nos-solidarizamos-claudia-guerrero-no-somos-instrumento-vileza/