Ciudad de México- 2017-05-0309:46:02- Las promesas de austeridad del gobierno federal quedaron solo en eso, en promesas. Según datos de la Cuenta Pública entregados a Hacienda los dos mil 408 millones asignados para gastos de publicidad oficial casi se cuadruplicaron al llegar a ocho mil 500 millones de pesos.

De acuerdo con la información, el aumento fue de 257% con respecto a lo aprobado por la Cámara de Diputados.

Asimismo, ninguna secretaría de Estado se pasó más que Presidencia en su gasto anual respecto a lo que asignó la Cámara de Diputados. En la Oficina de Enrique Peña Nieto el incremento en 2016 fue de 85%, para superar lo presupuestado por mil 600 millones de pesos, según datos de la Cuenta Pública.

Secretarías

Hay secretarías de Estado que superan entre 70 y 90 veces el gasto que se les asignó para publicidad oficial.

La Sedatu, por ejemplo, tenía un presupuesto asignado de cinco millones de pesos, pero según las cifras de la Cuenta Pública 2016 cerró el año gastando 405 millones.

Es el mismo caso de la Sectur, a la que se le asignó un presupuesto de ocho millones 437 mil pesos y ejerció 806 millones 437 mil pesos.

Otras dependencias que aumentaron su gasto en publicidad oficial son la Sedesol, que de 57 millones asignados pasó a 515 millones ejercidos; o la Ser, que tenía 10 millones de pesos y gastó 200 millones de pesos más.

En términos absolutos, la SSA fue la secretaría de estado que gastó más en publicidad, ya que ejerció mil 439 millones de pesos para publicidad oficial, este monto representa el 23% del monto total invertido en este rubro.

En segundo lugar está la SHCP, que gastó el 14% de los recursos totales destinados a publicidad oficial: 873 millones 820 mil pesos.

Promesa sin cumplir

Durante su campaña política y al tomar posesión, Enrique Peña Nieto se comprometió a crear una instancia reguladora de publicidad oficial. Ésta promesa también fue parte de los acuerdos del llamado Pacto por México, firmado por el mismo presidente con los tres principales partidos del País: PRI, PAN y PRD.

El Acuerdo decía que “para transparentar y racionalizar los recursos que el Estado invierte en publicidad en los medios de comunicación, se creará una instancia ciudadana y autónoma que supervise que la contratación de publicidad de todos los niveles de gobierno en medios de comunicación se lleve a cabo bajo los principios de utilidad pública, transparencia, respeto a la libertad periodística y fomento del acceso ciudadano a la información, así como establecer un límite en el ejercicio del gasto en publicidad de cada entidad pública en proporción a su presupuesto”.

La promesa de transparentar y poner un límite al gasto en publicidad oficial no ha sido cumplida por Peña Nieto.

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO