Místicos y Terrenales

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

  • Xalapa, la gran batalla comenzó
  • El PAN desprecia medios locales
  • Winckler regañado y pidiendo disculpas

 

Xalapa es un municipio que se va a pelear con todo.

Por ser la capital del estado y por ser emblemático.

La muestra es que dos figuras nacionales llegaron para apoyar a sus candidatos y por lo menos dos más vendrán en los próximos días:

El primero fue Dante Delgado, de Movimiento Ciudadano, y la segunda Margarita Zavala, del PAN. Los siguientes que vendrán son Andrés Manuel López Obrador y el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza.

CARLOS LUNA, RECUPERAR XALAPA. Dante Delgado se dejó ver con el candidato de su partido, Carlos Luna Escudero, al cual además le acercó apoyos extraordinarios para el desarrollo de la campaña.

Carlos Luna dijo que su propuesta “se trata de recuperar Xalapa, no de embellecerla”, de darle solución a los problemas de inseguridad, falta de pavimentación, inexistencia de transporte público, entre otros, que generan la crisis social que aqueja a la comunidad.

Todos conocemos la enorme complejidad que vivimos quienes habitamos esta ciudad capital, con relación a la inmovilidad, la inseguridad, el desempleo y la falta de servicios públicos. Las condiciones de vida se van deteriorando cada vez más, por tanto, es una demanda que los xalapeños recuperemos nuestra ciudad.”

Carlos Luna lanza el reto de que le superen los “50 Compromisos por Xalapa”, que están articulados en 5 grandes ejes, el primero de los cuales es un gobierno honesto y transparente.

ANA MIRIAM, LAS MUJERES NO SON CARNE DE CAÑÓN. La segunda fue Margarita Zavala que llegó para apoyar a Ana Miriam Ferráez Centeno, este miércoles 3 de mayo, candidata propuesta por el PRD, pero que tiene una gran identificación con los panistas.

Ana Miriam está levantando expectativas y para mostrar que ya le agarró el hilo al discurso político al recibir a la aspirante presidencial dijo que en la coalición PAN-PRD “las mujeres no son carne de cañón”. 

Las mujeres debemos dignificar la política, somos la opción más responsable y confiable que tiene la sociedad. Por eso nos duele que todavía haya intereses perversos que utilizan a las mujeres como carne de cañón”.

Había que sacarle todo el jugo posible al caso Eva Cadena.

Y por eso, también afirmó que en esa coalición las mujeres no son utilizadas para “llevar dinero a un Mesías”.

Margarita Zavala cumplió su parte y dijo que la aspirante a la Presidencia municipal de Xalapa es una mujer que viene de lo social, quien habla al público de los problemas de todos los días, además de ser sensible ante la enfermedad de los niños y las tragedias de las familias. 

A esa mujer hay que llevarla a la alcaldía porque Xalapa merece lo mejor y porque Veracruz merece a una gente honesta, que gobierne bien, que cuide nuestra vida, que cuide nuestro gasto y que cuide a cada uno de los niños y niñas” que viven en la capital. 

HIPÓLITO RODRÍGUEZ, MEJORAR XALAPA. Hipólito Rodríguez, el candidato de Morena, comenzó mostrando que conoce Xalapa y mencionó que la capital de Veracruz es la segunda más desigual del país, después de Oaxaca, de acuerdo con un estudio realizado por la Secretaría de Desarrollo Social con el programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en 2011.

En un encuentro con el sector educativo y sociedad civil, dijo que Xalapa es dos ciudades, divididas por Lázaro Cárdenas (que antes era la carretera federal Veracruz-México), una parte que ha logrado cierto bienestar pero del otro lado una población que carece de lo más elemental.

Subrayó que esto ocurre porque no se solucionan temas fundamentales como la movilidad, pues el dinero que debería estar destinado a mejorar la infraestructura de la ciudad se lo roban o cuando lo invierten lo hacen mal.

A partir del diagnóstico realizado por diferentes institutos académicos se formularon 10 propuestas básicas para avanzar a una nueva ciudad y recuperar la seguridad y la economía que necesitan los xalapeños, destacando el alto a la corrupción, llevar servicios a las colonias, mejorar la infraestructura de la ciudad y recuperar las zonas metropolitanas.

ALEJANDRO MONTANO, PERDÓN POR EL DAÑO. Alejandro Montano, el candidato del PRI a la alcaldía de Xalapa hizo dos declaraciones puntuales comenzando:

Pidió perdón a la sociedad por el daño que hicieron los gobiernos a la sociedad.

Afirmó que tomó la candidatura porque ningún otro la quiso.

Cuando pidió perdón puntualizó: “Pido perdón por algo que yo no hice, porque estuve 12 años fuera del gobierno del estado y no tuve ninguna relación con los gobiernos anteriores”.

Los malos dos últimos gobiernos son los que llevaron al estado a una situación de crisis y al PRI al borde del abismo.

Lo de la candidatura que nadie la quería, en parte es verdad, porque estuvo acéfala durante mucho tiempo, hasta que José Luis Santiago dijo que el la aceptaba, pero nadie lo tomó en serio y por eso dejó el PRI.

Aunque algunos priistas lo que dicen es que en realidad quería que le dieran el primer lugar de la lista de regidores por el PRI o el PVEM.

La candidatura es un reto –aseguró Montano- y lo enfrenta por que dijo que puede reconstruir las bases del PRI en Xalapa.

EL PAN DESPRECIA MEDIOS LOCALES. Una nota difundida en Ciudad Juárez, Chihuahua, ayudó a dilucidar que el Comité Ejecutivo Nacional del PAN está siguiendo una estrategia en contra de los medios locales en los estados donde acaba de tomar el poder.

La nota menciona una lista de periodistas de Ciudad Juárez elaborada por funcionarios del Gobierno del Estado de Chihuahua, quienes los califican como “reporteros de mayor cuidado”.
En Veracruz esto todavía no aparece, pero es muy probable que exista una clasificación similar, porque sería una reiteración de prácticas que se denunciaron en el gobierno de Patricio Chirinos.

(¿Cómo me tendrán clasificado?).

La medida es muy sencilla y se repite, por lo menos en Chihuahua y en Veracruz.

El gobierno del estado declara que no quiere relación con los medios locales.

¿La causa?.

No se dice, pero es por una especie de venganza hacia los mismos porque todos estuvieron involucrados en los gobiernos de los dos Duarte hoy encarcelados: Javier Duarte en Veracruz, César Duarte en Chihuahua.

En cambio, ambos gobiernos han pagado… (bueno digámoslo de otra manera, porque ambos dicen que no pagan publicidad, lo cual refuerza la idea de que esto es una estrategia central) han conseguido que diversos medios asentados en la capital del país les publiquen notas favorables de lo que ellos precisamente quieren que se difunda.

Casualmente, esos medios son los mismos que también impulsan los temas que le interesan al CEN del PAN.

De alguna forma, los dirigentes panistas han considerado que esto les dará un buen resultado y que pueden tener un buen impacto social.

¿Será?

Winckler regañado y pidiendo disculpas. A Jorge Winckler, el Fiscal del estado, lo regañaron, le jalaron las orejas y casi con seguridad le dijeron que se fije en como hace su trabajo.

¿Quién pudo hacer eso?.

Pues quien lo puso en el cargo.

A Winckler le ganó el hígado y la desesperación y acusó de “corruptos” a los diputados locales y federales.

A todos… arrasó parejo.

Hasta incluyó, sin mencionarlo, al coordinador de la bancada de su partido en la diputación local, Sergio Hernández, ese que promovió que votarán en su favor hasta los priistas para que llegará al cargo.

Bueno, aunque en esa ocasión no llamó corrupto a ningún diputado.

Todo porque en la Cámara de Diputados federal no desaforaron a Tarek Abdalá Saad, porque no tomó en cuenta que éste estaba amparado (y se lo recalcaron), mientras que en la Cámara local, tampoco lo hicieron con el alcalde de Fortín de las Flores, Armel Cid de León Díaz.

De hecho María Elisa Manterola, la presidenta del Congreso local, y panista también, le dijo que fije en como integran las carpetas de investigación, porque el alcalde tiene un amparo.

Todos son “una bola de corruptos”, espetó.

Y todos implica a todos, sin excepción

Winckler sentía que los diputados no lo quieren, ¿será verdad?.

¿O será que no hace bien su trabajo?.

Y se tuvo que retractar y reconocer que su declaración fue “imprecisa y correcta”.

A Winckler hoy, hasta los panistas le enmiendan la plana.