Místicos y Terrenales
Marco Antonio Aguirre Rodríguez

  • Nuevo rico, el financiero de PAN-PRD en Coatza
  • Priistas, no se dan por derrotados
  • Carlos Luna y la revocación de mandato

En Coatzacoalcos en la campaña del PAN-PRD, ahora el hombre más importante no es el candidato, Jesús Moreno Delgado, si no Ramón Ortiz Cisneros, con quien llegan todos a consultarle todo y para todo saca dinero.
¿De dónde?.
Dice que de su bolsa.
Ramón Ortiz hasta hace un tiempo era dueño sólo de un carro de volteo. Hoy tiene una extensa flotilla de carros de volteo, un consorcio empresarial y hasta una fundación.
Antes era priista furibundo, compañero de Carlos Vasconcelos, el ahora candidato a la presidencia municipal de Coatzacoalcos por el PRI.
De hecho Carlos Vasconcelos fue quien lo metió al sindicato de transportistas de la CTM, de la cual es dirigente, y lo apoyo para que tuviera un jugoso contrato con Oderbrecht, en la construcción de Etileno Siglo XXI.
Es más, hace un año Ramón Ortíz se promovía como que buscaría ser candidato del PRI a la presidencia municipal de Coatzacoalcos. Si le hablaban mal de Héctor Yunes, brincaba para defenderlo, si le hablaban mal de Miguel Ángel Yunes, brincaba para echarle leña al fuego.
Hoy, es al revés.
Hoy es mayuista furibundo.
¿Cómo se dio la conversión?.
La referencia es que un día Rogelio Franco Castán, antes de ser nombrado secretario de gobierno, se reunió con Ramón y le ofreció tres cosas básicamente para que se volviese al lado del PRD:
1. Ser candidato a la presidencia municipal de Coatzacoalcos si le designación le tocaba al PRD.
2. Contratos con el gobierno del estado para que hiciese y/o coordinase el transporte de las obras que el gobierno del estado iba a realizar en el sur del estado.
3. Posiciones en la planilla de regidores, en caso de que no fuera el candidato a la presidencia municipal.
A cambio sólo le pedían que dejase el PRI, que abandonase a Carlos Vasconcelos, que les diera elementos para proceder contra el dirigente cetemista.
No importaba que Ramón Ortíz también hubiese sido ampliamente favorecido por el fidelato, en los dos sexenios, porque si no hubiera sido de esta manera, no le hubieran dado tantos contratos como los que tuvo tan sólo en Etileno Siglo XXI y en la construcción del túnel sumergido.
Su fortuna hoy es más que millonaria con la empresa Talleres y Transportes y la Fundación Ortíz.
Pero no se le hizo ser el candidato.
Y entonces la disputa comenzó entre Guadalupe Felix Porras, y Jesús Moreno Delgado.
Bueno, más bien el esposo de Guadalupe Felix, Marcos Theurel Cotero.
Y Ramón se fue del lado de Jesús, quien le ofreció prácticamente ser el director de Obras Públicas del próximo ayuntamiento y poder distribuir la obra pública municipal durante el cuatrienio, además de apoyar la inclusión de su esposa y su hermana en las planillas de ediles.
Pero a Claudia Karina Bonilla de Ortiz, no la dejaron llegar en la posición de sindico que quería. Por cierto Claudia Bonilla fue el año pasado suplente a la diputación plurinominal por el Partido Verde Ecologista de México, el mismo del cual tiene la franquicia en Veracruz Fidel Herrera.
Otra muestra más de afinidad con el fidelato.
En cambio su hermana Mariela Ortíz Cisneros quedo en el segundo lugar de la planilla de ediles del PRD, un lugar casi seguro para llegar a una regiduría.
Ramón Ortíz con la protección del fidelato también practicó la usura, pues le daba préstamos en efectivo y en especie a pequeños empresarios, con lo cual se mostraba como benefactor e impulsor de la inversión en la zona.
Pero cuentan (solo cuentan) que cuando alguien dejaba de pagarle lo mandaba llamar con sus guaruras, que tiene muchos, que llegaban a buscar a la persona con cuernos de chivo y otras armas, y lo ponían frente a él, para “convencerlo” de que le pagaran.
Hoy Ramón Ortíz es la sombra de Jesús Moreno.
Y con Ramón llegan los empresarios que quieren aportar para la campaña.
Ramon les habla de que va a haber mucho trabajo, por las inversiones del gobierno del estado en la zona (¿cuáles?) y por el ayuntamiento, además de que siempre manifiesta la confianza de que el gobierno federal deberá reanudar las inversiones en la zona y tendrá que tomar en cuenta a quienes ya están ahí.
A Ramón hoy le gusta que le digan “Don Ramón”, ¿cómo el tequila?, no, como le decían a Ramón Toledo Corro.
Así pues, si gana Jesús Moreno en Coatzacoalcos, ¿quién gobernará realmente?, ¿con quién harán acuerdos el próximo año desde el PRD y el PAN?; ¿quién hará la asignación de obra?.

PRIISTAS, NO SE DAN POR DERROTADOS. Los priistas no se dan por derrotados.
El domingo pasado tuvieron en Xalapa un evento, en el que acudieron a la campaña de Alejandro Montano el alcalde de la ciudad, Américo Zúñiga Martínez, quien enfatizó que lo hizo en su día de descanso, así como el senador José Francisco Yunes Zorrilla, del cual se había dicho que no apoyaba a los candidatos a alcaldes seleccionados.
Alejandro Montano mostró y siguió enseñando, una gráfica en la que aparece como el candidato más conocido y que -como candidato- es al que más posibilidades le dan de ganar.
También circula una gráfica -ésta atribuida al PAN- donde se muestra que Américo Zúñiga tiene mucho mejor nivel de aceptación que el gobernador Miguel Ángel Yunes, pero el que hasta abajo en los índices está Enrique Peña Nieto.
Ahí la “recomendación” es enfatizar en el mal gobierno de Peña Nieto, para disminuir la influencia positiva que Américo pueda darle a la campaña de Alejandro Montano.
Los priistas, Alejandro Montano, tienen confianza de remontar y ganar convenciendo a los escépticos, a los indecisos, que son muchos, y que andan por ahí.
CARLOS LUNA Y LA REVOCACION DE MANDATO. Durante su campaña por la presidencia municipal de Xalapa, Carlos Luna Escudero, candidato del Movimiento Ciudadano, dijo que en cuatro días de caminar por las colonias de Xalapa encontró “a una sociedad xalapeña lastimada, a una sociedad xalapeña que necesita un cambio, ya nos cansamos de que nos ven y no nos oyen”.
Carlos Luna el 6 de mayo, se comprometió a:
Un gobierno de transparencia, que rinda cuentas de los estados financieros cada tres meses; y a impulsar y someterse a la revocación de mandato.
Tan sólo el compromiso de transparencia es bastante llamativo.
Pero lo es todavía más que ofrezca impulsar y someterse a la revocación de mandato.
Como alcalde no le toca instaurar la revocación de mandato, pero si puede impulsar que se legisle sobre la misma.
La revocación de mandato, de implantarse, permitirá juzgar a los gobernantes y sacarlos antes de que termine su periodo, si no están haciendo bien su trabajo.
La revocación de mandato, es algo que hay que apoyar.