Xalapa- 2017-05-1414:19:26- Leticia Rosado / El director de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes, denunció que la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), ha sido pasiva ante la constante violación de las garantías individuales de los ciudadanos veracruzanos.

En entrevista dijo que en este mismo tenor se encuentra la CNDH, quien tampoco se ha pronunciado por todos los hechos violentos que desde hace varios años mantienen en vilo a los ciudadanos del estado.

Recordó las palabras que el Arzobispo de la Arquidiócesis de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, emitió hace algunos días en la Basílica de Guadalupe, cuando fueron a presentar sus súplicas y peticiones a la Virgen del Tepeyac, para encomendar a los veracruzanos que día a día viven en constante zozobra y flagelo por la violencia que existe en la entidad.

La situación -dijo- desde los distintos puntos de vista no han mejorado, ni económicamente, ni en lo social y sigue habiendo muchos problemas que están creando dolor y luto en las familias.

En este sentido y a pregunta expresa sobre el papel que han jugado tanto la CEDH y la CNDH en el tema de la seguridad y la violación a los derechos humanos respondió que: “Pues vemos que su papel ha sido muy discreto, como que aparecen de repente. Me parece que se nota poco la participación de estas instituciones, que tendrían que estar denunciando constantemente estos agravios que ya el arzobispo ha mencionado”.

Lamentó que tanto la CEDH como la CNDH no emitan posicionamientos fuertes sobre los crímenes que ocurren en Veracruz, pero sí reaccionen rápidamente ante la defensa de algún delincuente al que se pudiera presumir alguna violación de sus derechos humanos.

“No vemos un activismo entorno, por ejemplo, a estos desaparecidos que son miles en Veracruz, alguna actividad de apoyo para los organismos que buscan a sus desaparecidos. Más bien aparece Derechos Humanos cuando atrapan a algún delincuente y ahí sí salen los Derechos Humanos porque esa persona se queja y salen a defender”.

Suazo Reyes admitió que las actividades propias de la Arquidiócesis no han permitido buscar un encuentro con la titular de la CEDH, Namiko Matzumoto Benítez, sin embargo sus declaraciones son producto de las quejas que reciben en las distintas parroquias.

Para finalizar afirmó que es una problemática generalizada en el estado, “porque en cualquier lugar de Veracruz, dondequiera hay señales de violencia, de miedo, hay situaciones que causan pánico entre la sociedad”.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO