Contraesquina Política

Por Fernando Martínez Plascencia

12 de mayo de 2017

Lupilla Félix Porras: Una cirugía que no cambia su pasado de corrupción.

Nicolás Ruiz Rosete: El mejor debate es con el pueblo.

Arropado por la putrefacción de un sistema político que se niega a morir, Ciro Félix Porras es, para desgracia de los minatitlecos el candidato del PRI a la presidencia municipal de este municipio.

Su madre es la Lupe Porras, la peor ratera que ha parido este municipio, la que inventó un puente en su enfermiza mente, que uniría a Minatitlán con Capoacan, con el único objetivo de robarse más de ciento cincuenta millones de pesos, producto de un préstamo de BANOBRAS y otros tantos millones que le dio PEMEX para su construcción, por cierto, cantidad millonaria que fue a dar a la cuenta bancaria de Secor Construcciones S.A. de C.V propiedad de su yerno Marcos Theurel Cotero. A esta ratera no le bastó llevarse el dinero de un puente inexistente, sino que en un alarde de prepotencia mandó a cerrar una chatarrera por sus calzones. Al final el ayuntamiento fue condenado a pagar más de veinticinco millones de pesos, estas son una de tantas estupideces de alguien que no supo gobernar un municipio.

Ciro Félix encarna lo más podrido del poder que llegó con Fidel Herrera Beltrán, la maldita rata negra que impuso a la Lupe Porras como alcaldesa, y que hundió en un baño de sangre a los veracruzanos. Producto de la corrupción que carcome las entrañas y que hunde en la miseria al pueblo veracruzano, Ciro Félix es la peor demostración de los políticos que se aprovechan del cargo público.

Estas son las cartas de presentación de esta alma podrida, que sin pena ni remordimiento quiere hacerse de la presidencia municipal para seguir robando como lo hizo su corrupta madre en la administración pasada. Son las atrocidades de esta descarada familia que no se cansa de seguir fregando al pueblo, que no buscan el bienestar de los ciudadanos de este municipio, sino que llegan con el único fin de seguir enriqueciéndose, de seguir adquiriendo propiedades tanto en México como en el extranjero, a costa de nuestros impuestos, sin que ninguna autoridad haga algo al respecto, sin que nadie de la clase política de este municipio diga nada de las raterías de esta asquerosa familia que se niega a dejar el pinche poder.

Ciro Félix representa lo más asqueroso del sexenio de Javier Duarte de Ochoa. Es uno de los principales cómplices del hundimiento del estado de Veracruz, del saqueo de los recursos públicos y del robo indiscriminado del preso en Guatemala.

Este despreciable sujeto, Ciro Félix, fue pisoteado a conveniencia$$$$$$$$$$$$, junto a los demás integrantes de la peor legislatura que hemos tenido, por Javier Duarte de Ochoa. Recibió cientos de millones de pesos por cada nuevo crédito que se aprobaba.

Uno de los últimos créditos autorizados por la legislatura pasada, llevaba aparejada una negociación en el tema anticorrupción.

El descaro y la desfachatez rebasó lo inaceptable, en aquella ocasión, el cinismo fue tanto que, Javier Duarte quiso hacer Magistrada Anticorrupción a la Lupe Porras por tantos servicios prestados a través del ambicioso Ciro Félix, fue cuando vino lo del amparo de Miguel Ángel Yunes Linares para que esto no fuera permitido, y fue uno de los primeros reveses que recibió la anterior legislatura que, desde los Pinos echaron para atrás lo que pretendía hacer la legislatura y don Próspero, hoy recluido en una cárcel de máxima seguridad.

Hoy, de la mano del inútil de Renato Alarcón, contradiciendo sus spots que dicen conocer el sentir del pueblo veracruzano, impone, sin tomar en cuenta lo que en la realidad refleja la humanidad de este repugnante personaje del PRI. Nunca en la historia de este estado, habíamos tenido una legislatura tan mediocre en su actuación, y tan corrupta como de la que formó parte el perverso de Ciro Félix Porras.

El servilismo de la legislatura del último tramo del mal gobierno del que hoy pide una colchoneta y un ventilador en una cárcel de Guatemala, fue y sigue siendo injustificable.

Tanta bajeza de una clase política le permitió a Ciro Félix nadar en la cloaca a la que está acostumbrado, no de ahora, sino desde que su ladrona madre pasó por la presidencia municipal de este municipio, imponiéndolo como presidente del DIF, ahí fue su prueba para saber si era capaz de tragar excremento, y lo pasó con creces.

El orgullo de los sectores y organizaciones del PRI, que se lamentaban cuando salió a la luz pública todas las raterías de Javier Duarte, será nuevamente escupido al concretarse tal candidatura en Minatitlán. Lo mejor que pueden hacer estos señores que integran las estructuras del PRI es irse por otro lado, si les queda tantita vergüenza.

Muertes y desaparecidos es el estigma de Ciro Félix Porras, este mal ex legislador que traicionó la confianza del pueblo minatitleco. El llanto, el clamor y el dolor de las madres de los desaparecidos lo perseguirán como una mala sombra lo que le reste de vida.

Hay que decirlo, el poder en manos de los inmorales se corrompe, y la corrupción hace que se pierda la brújula. Ciro Félix es el mejor ejemplo de ello.

Ciro Félix no sólo cargará con esa loza de sangre, sino que tendrá que cargar con la traición de todos aquellos dentro de su propio partido a los que les dio la espalda cuando lo necesitaron, y son muchos, ¿ahora con qué cara pedirá que lo ayuden?

No cabe duda que la política siempre te da una nueva oportunidad, ya sea para perder o ganar. Lo que siembras lo cosechas. Difícil unificar a los que ofendió siendo diputado local.

Por cierto, otro que renunció a la planilla del PRI en Minatitlán es Blino Hernández Hernández. Usted se preguntara quien es. Pues déjeme decirle que nadie sabe quién es, ni qué trabajo político tiene. En mi vida había escuchado ese nombre en dicho municipio, y menos sabía que existiera tal personaje, jamás se había escuchado de él, lo único que se sabe es que llego propuesto por la CNC para ser candidato a regidor en la planilla de este partido, y que ahora según él, muy dignamente ha decidido retirarse para dar paso a las negociaciones de una nueva planilla. Uno se pregunta, esta es la clase de personajes que pretendían hacer ganar al renunciado candidato del PRI Norberto Luna? La verdad, el tal Blino Hernández no representa nada. Su renuncia es un cero a la izquierda.

Y el otro, Saúl Wade, señalado de corrupto por los actuales regidores del ayuntamiento también va dentro de la planilla. Este despreciable sujeto, que haría muy buena mancuerna con Ciro, porque son tal para cual, acumuló una enorme fortuna a su paso como tesorero del inútil e inepto alcalde Héctor Cheng Barragán. Saúl Wade, con el apoyo de su papi Jorge Wade, líder de la sección 10, va en la posición número uno en la actual planilla, y es inamovible, así chillen y pataleen como lo hizo en su momento el renunciado Norberto Luna. Esta es la clase de personajes que dañan y lastiman, no sólo al PRI, sino a la sociedad entera que sabe que esta calaña de gente, se ha aprovechado del cargo público para enriquecerse a costillas de nuestros impuestos. Viven en fastuosas residencias y traen vehículos blindados con escoltas, todo con cargo al erario público, con nuestro dinero pues. Y así quiere ganar el PRI? Debería darles vergüenza, pero no, no la tienen, y nadie dice nada.

Si usted tiene o tenía alguna duda sobre la clase de familia corrupta que son los Félix-Porras, agárrese con lo que le voy a decir.

Si una cirugía bastara para cambiarle o transformarle el rostro de la corrupción a las personas, ya muchos de los políticos, si no es que todos ya lo hubieran hecho, pero no, lo único que te cambia es una parte del aspecto físico, lo degradante del ser humano lo lleva en la sangre y en el alma.

Resulta que aquí en Coatzacoalcos también tenemos a la lupilla Félix Porras, hija también, para colmo, de la corrupta Lupe Porras, quien va como candidata a sindica en la planilla de Carlos Vasconcelos Guevara, candidato del PRI, quien se hizo una cirugía de nariz con tal de engañar al pueblo, que la conoce por su enorme despilfarro de los recursos públicos en tiempos de su corrupto marido Marcos Theurel Cotero, ex alcalde de Coatzacoalcos, quien dejó en completa bancarrota a las arcas de la tesorería municipal, y en el que ella fungió como presidente del DIF. En ese tiempo tiró dinero a manos llenas con tal de posicionar su imagen dentro de la sociedad de este municipio.

Lo que no puede ocultar con la cirugía que le cambió totalmente el rostro, es su pasado de corrupción, que la persigue, como persigue a su corrupta familia el pasado de la destrucción de un municipio, que creyó que una mujer sería la salvación para un pueblo tan sufrido por tanto saqueo y robo. Salió peor el remedio que la enfermedad.

 

El OPLE y la carabina de Ambrosio.

El OPLE llevará a cabo varios debates en la zona sur, y muchos se preguntan, para qué diablos sirven dichos debates si en nada ayudan, y nadie los ve? Lo único que vemos-si es que alguien lo ve- y escuchamos en tales debates son acusaciones, señalamientos y un sinfín de denostaciones. Los debates, está comprobado, solo sirven para desacreditarse entre ellos, son una vergüenza mientras no se cambien los formatos tan acartonados y tan cuadrados.

Para lo único que sirven es para atacarse, para criticarse, para decir el tamaño de corrupción de cada uno de ellos o en su caso sacar a la luz pública si tal o cual candidato tiene alguna denuncia, pero nunca, hasta ahora un debate ha servido para llevar propuestas reales para mejorar las condiciones de los ciudadanos, y cuando algún candidato propone como va a mejorar tal o cual rubro, inmediatamente lo atacan, y en lugar de plantear como lo piensa hacer, el candidato se concentra en contestar algún señalamiento en contra de su persona.

Por eso, los debates no sirven para nada, en tanto no se cambie la forma de llevarlos a cabo. En la que incluso el moderador tenga una intervención directa del tema a tratar, pero ya lo hemos visto, termina siendo un mero espectador. Y esto lo digo porque en este municipio de Minatitlán, el candidato del PAN-PRD Nicolás Ruiz Rosete ha dicho no a semejantes simulacros democráticos. Claro, le ha acarreado una serie de críticas con el único fin de golpear su serio posicionamiento entre el electorado, además de que es importante mencionar que no es que le rehúya, sino que un grave problema de salud de uno de sus hijos le impide acudir a dicho debate. Pero, independientemente de esto, en realidad no se pierde de nada, la gente se aburre viendo los dimes y diretes entre los candidatos, digo, los que lo ven, porque a la gran mayoría de la gente no le genera ninguna expectación ni interés. La gente lo que quiere es que le resuelvan sus problemas más apremiantes, más urgentes; la luz, el agua, la pavimentación de sus calles, el drenaje, los servicios básicos más necesarios, eso es lo que la gente quiere escuchar de cerca, y esto se da en los recorridos y en la reuniones, tal como lo viene haciendo el candidato del PAN-PRD, Nicolás Ruiz Rosete. Al tiempo.