A pocos días de culminar el proceso electoral municipal veracruzano se están produciendo interesantes movimientos: por un lado, el Comisionado Nacional del Partido del Trabajo, convoca a los candidatos de Morena a declinar por sus candidatos mejor posicionados y que el PT a su vez haría lo propio con los de Morena; por otro, en Coatzacoalcos, un dirigente perredista anuncia que 15 mil almas de ese partido emigrarán a Morena porque no se les ha cumplido en posiciones electorales. Pero todo resulta en llamaradas de petate, porque ni en Coatzacoalcos se van 15 mil ni el Partido del Trabajo representa competencia en municipio alguno, pero esa es la estrategia de quienes buscan sacar raja en cada evento electoral, nada nuevo bajo el sol.