Xalapa- 2017-05-0516:36:17- Roger López/Vendedores ambulantes del Centro de Xalapa denunciaron que Clorinda Ferral Ferrando, titular de la Dirección de Comercio del Municipio, les exige hasta una cuota o \”derecho de piso\” de hasta 500 pesos para dejarlos trabajar.

En una manifestación por calles de Xalapa que culminaron en la Plaza Lerdo, vendedores de fruta, nieves y aguas frescas denunciaron que los inspectores de comercio los acosan todos los días para que “aporten voluntariamente su cuota o derecho de piso” y no sean levantados por la autoridad.

“El jefe de los inspectores es el encargado de recolectar el derecho de piso para la señora Clorinda Ferral Ferrando. Son cantidades que van desde los 50 a 300 pesos según el producto que venda uno”, declaró uno de los comerciantes.

“Actualmente hay una violación a los derechos humanos, que es negar el derecho al trabajo, por parte de la licenciada Clorinda Ferral Ferrando, quien manda al jefe de inspectores Gerardo González a obligar a los comerciantes a cubrir una cantidad que va de los 50 a 300 pesos para dejarlos trabajar, prácticamente es el derecho de piso”, denunció otro de los manifestantes, quien prefirió omitir su nombre.

Los manifestantes consideraron que dicha situación “es un negocio personal de la licenciada Clorinda Ferral Ferrando y su gente, porque la cuota que nos piden seguramente no llega a las arcas municipales”.

Por su parte, Fernando Ángel Márquez, heladero, denunció que tuvieron un altercado con el jefe de inspectores de Comercio del municipio, Gerardo González, quien les exigió la cuota de 300 pesos y al no acceder al soborno les quitaron parte de su material de trabajo.

“Sometieron a mi compañero, le quitaron dos botes de nieve y la cuchara con la que sirve y ya después le hicieron un acta”, señaló.

Dijo que él desde que comenzó a vender nieves en el Centro de la ciudad no ha caído en el chantaje de los funcionarios del gobierno municipal pero este día sí aplicaron la violencia al someter a su compañero y quitarle sus herramientas de trabajo.

“A los neveros les piden entre 300 y 500 pesos diarios, a otros compañeros les piden un poco más y siempre nos han estado hostigando, principalmente a mi persona”, denunció Ángel Márquez.

Los manifestantes dijeron desconocer si el alcalde Américo Zúñiga Martínez está enterado de esta situación que se les hace injusta porque ellos solo quieren trabajar de una forma decente.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO