En el desbarajuste financiero y administrativo en que se convirtió el desgobierno duartista el Instituto de Pensiones resultó severamente dañado, 10 mil millones andan desaparecidos, señala Hilario Barcelata, Director de ese Instituto. Desglosados: existe un adeudo del gobierno del estado, desde 2011 hasta 2016, de más de 7 mil millones de pesos; recursos que el gobierno del estado debió transfer al Instituto y no lo hizo. Adicionalmente, no aparecen 2 mil 700 millones de pesos de la reserva técnica, y se agregan 290 entregados al gobierno pero nunca devueltos. Sin duda, en arca abierta hasta el santo peca.