Mole de gente
Por Virginia Durán Campollo
03 de mayo de 2017

Al igual que la Eva de Adán, que en el paraíso fue tentada por la serpiente,  Eva Calderón fue arrojada y  hoy es enjuiciada. Mordió la manzana de la tentación  y se convirtió en corrupta. La diputada de Morena en Veracruz, demostró que en esto de la política todos son iguales. No puede ser de otra manera, pues estarían fuera de contexto.  Violarían códigos estrictos, de la secta a la que pertenecen. Pero esto no es nada nuevo.  Hace mucho que viven en un edén, en el esplendor total. Repartiéndose sin recato, toda la inmensa fortuna que genera este gran país.  En las campañas, nos enteramos de las turbulencias de cada cual. Lo más triste es que nadie cae. Hay amparos, fueros, compra de jueces, magistrados, instituciones electorales. Es un reflujo del dinero que se saquea, que da la vuelta en su defensa. Todos felices repartiéndose, los puestos más representativos. Hartazgo escuchar a los candidatos, en  discursos en contra de la corrupción. Que se los crea la más vieja de su familia. *** Dice Manlio Fabio Beltrones- el ejemplo sobresaliente- que “el gobierno no es escuela de aprendices” y eso la sabemos. Ahí llegan los delincuentes que inician  cargándoles las maletas a los gobernadores y metiendo la mano para su bolsillo. Es delincuencia organizada,  al puro estilo gansteril de las bandas de Chicago. Al Capone hubiera deseado alguno de ellos,  para maquinar los fraudes, crear empresas fantasmas, evadir al fisco, echar andar la licuadora y cuanto acto de predigestacion, que usan los funcionarios públicos de éste país. En las campañas nos enteramos de los pecados de cada cual, pues cada quien los pone al descubierto. Ya no se sabe si reír o llorar. Una clase política tan minimizada y rechazada, que en sus interlocuciones dan pena. Falta de mucho oficio. *** Arrancan las campañas en el estado de Veracruz y por desgracia lo hacen desangeladas y en un ambiente de mucha violencia. La mayoría de los candidatos, cuestionados incluso con sus planillas. Insisten algunos en incluir personajes oscuros y otros que no tienen ni el mínimo conocimiento de a lo que van. Ante el panorama desolador, son los empresarios Nicanor Moreira y Carlos Luna, quienes despiertan más curiosidad. No hay que perderles de vista. *** Alejandro Montano, candidato priista a la alcaldía de Xalapa, durante una conferencia de prensa aceptó que sí sentía el rechazo hacia su partido, además que “nadie quiso ser candidato por temor a perder, pero yo tuve el valor”. Acotó: “si goberné cuando mi partido estaba arriba, tengo el valor de hacerlo ahora que está caído”. Lo malo es que en su planilla, lleva a personas como el contador Javier Vázquez Santiago, ex presidente de la mesa directiva de Indico Animas, quien saqueó a la asociación y la hija de Carlos García Méndez, cuyo padre tenía en la nómina de la SEDECOP a sus empleados de UX. *** De nada sirve el mensaje de Renato Alarcón, presidente del PRI local, si insisten en tener innombrables en activo como Elizabeth Morales, Gina Domínguez y otros de verdadera vergüenza. Sigan apostando a la mentira, como su ley anticorrupción y recibirán de la población la respuesta. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.