Asegura Tarek Abdalá contar con elementos para librar las acusaciones formuladas en su contra por la Fiscalía de Veracruz por desvío de recursos, peculado, abuso de autoridad, incumplimiento del deber legal y tráfico de influencias. Atribuye haber librado el desafuero a que la Fiscalía General de Veracruz no le ha informado conforme al debido proceso y que Jorge Winckler presenta expedientes incompletos. Lo único cierto, es que si Abdalá no contara con el fuero ya estaría tras las rejas, y si realmente logra escapar de los rigores de la justicia, entonces tendremos que rebautizarlo como “El Gran Houdini”.