Tragos de café 
Por David Carrión Rosales
 26 de mayo de 2017

 

 

PREP-Casilla

El café sirvió de sobremesa para la suelta charla con la consejera Eva Barrientos Zepeda. Nos habló de PREP-Casilla, la app anti-fraudes del OPLE.

Las nuevas tecnologías darán certeza y seguridad en las próximas elecciones. La aplicación PREP-Casilla será el instrumento del cual se sirvan los presidentes de casilla para “capturar” el acta.

Con celular en mano y por medio de una fotografía, se enviará el acta con el total de votos por casilla y se asentará en los registros electrónicos. De esta manera, aunque suceda cualquier hecho que vulnere o destruya el acta, ésta ya se encontrará en manos del OPLE.

Más de 10,200 casillas serán instaladas para el proceso, y el poder de computar estos resultados estará en manos de los más de 1,300 funcionarios de casilla. Quienes, dicho sea de paso, fueron elegidos por un proceso de más de 3 mil entrevistas personales realizadas por los maratónicos consejeros del OPLE.

 

Debates: espectáculos de supervivencia

El formato actual de los debates que tendrían que hacer los candidatos a un cargo público está más orientado a ser un monólogo discursivo que una verdadera discusión, una porfía de argumentos o una lucha de ideas. Algo utópico, considerando que ahora en los debates se cuida más la imagen que el contenido, velando que el candidato sobreviva sin cometer algún error que le reste votos.

Pero, ¿qué sucede si un candidato no se presenta a un debate oficial? Pues a él no le pasa nada. Simplemente se burla el ejercicio democrático y se deja al aire lo que la poca ciudadana podría aprender del candidato.

Ejemplos hay muchos, como el debate, hasta ahora, más corto: Xico tuvo un “debate” que duró menos de 48 segundos, al declarase desierto el ejercicio porque sólo se presentó uno de los candidatos.

Los próximos regidores, sobre todo los que están en el codiciado lugar número uno, ya tienen garantizado puesto y hueso. Aunque sus candidatos no caminen, no debatan, no salgan, ellos ya estarán sentados en el cabildo.

¿Se podrá considerar como un abandono a la cultura democrática? ¿Podremos exigir que así lo hagan? No lo sé, pero mientras no transitemos correctamente de la ideología democrática a la praxis… seguiremos siendo una democracia robusta, onerosa y siempre joven.

 

Café exprés

En 2015 surgió una iniciativa llamada #NoTeAnules, donde desde las aulas de los juristas de la UNAM explicaban con palitos y bolitas el porqué no le conviene a México, ni a uno mismo, anular el voto. Veamos:

Nuestra legislación distingue entre la Votación Total –el total de todos los votos emitidos, incluyendo los nulos- y la Votación Nacional –que excluye los votos nulos, votos no contabilizados y los votos que presentaron inconsistencias-. Esto es, que después de la elección se toma el pastel, se quita la rebaba de los nulos y se vuelve a hacer un nuevo pastel con los votos emitidos a los partidos.

A partir del Voto Nacional –el nuevo pastel- es como los partidos obtienen los beneficios de candidatos plurinominales, dinero para operar los próximos tres años, el dinero para campañas y demás.

El abstencionismo y el voto nulo son como primos hermanos del mismo mal, el próximo 4 de junio conviene más salir a votar que no hacerlo.

 

@DavoCarrion

www.journalveracruz.com