Mutatis mutandis
Por Rafael Arias Hernández
15 de mayo de 2017

A 564 días del obligado adiós, la inconformidad social  crece, el cambio no llega y el prometido rescate de Veracruz se aleja.

Economía en recesión,   (-2.3%) en 2016. Sigue a la baja la actividad industrial, (-1.9%) en enero de 2017. Desempleo y subempleo crecientes. La informalidad casi de 60% de la población ocupada. Notoria disminución de ingresos y capacidad de compra.

Preocupan sobremanera, tanto ineptitud e ineficiencia, como corrupción y  delincuencia, pasadas y presentes, que ganan tiempo, posiciones, oportunidades y recursos, a pesar de contados esfuerzos por combatirlas y disminuirlas.

Y hay que insistir y señalar. Hartazgo e inconformidad social crecen y a MORENA le fortalecen.

PODER O NO PODER.

Repetir también, que la opacidad no oculta,  la creciente incapacidad de atender y resolver la difícil  situación,  así como la falta de previsión.

Respecto a la atención de necesidades y problemas, que importan  y afectan  en primer orden a los veracruzanos, sobresalen ineficiencia e insuficiencia gubernamentales. La lección simplemente se repite: toda problemática social,  mal atendida, termina  pospuesta, no resuelta y más complicada.

De ahí que  ante la realidad que se hace presente, hay que preguntar y preguntarnos. ¿Nos ocupamos de lo que deberíamos ocuparnos?

¿Para eso buscaron y buscan el poder público? ¿Para eso se pretende obtener el voto ciudadano y el respaldo popular?

¿Qué sentido tiene obtener y sostenerse en el poder, para a fin de cuentas demostrar y comprobar los alcances, del no poder?

La conocida práctica y costumbre es no exigir  apropiada, pertinente  y puntualmente,  el cumplimiento de responsabilidades y obligaciones a todo servidor público. Imperativo de siempre,  que se cumpla y haga cumplir la ley, a todos son excepción.

Una y otra vez, se comprueba en la realidad que no hay transparencia, ni acceso a la información pública, ni rendición de cuentas; mucho menos evaluación social efectiva, ni fiscalización verdadera. Así, se sigue sin identificar, corregir  y evitar errores, daños y pérdidas.

La continuidad de la impunidad está presente, en intocables y reciclables que permanecen en los gobiernos.

Así, los veracruzanos están expuestos, influidos y atrapados por influencias mediáticas, propagandísticas y enajenadoras,  de quienes usan y abusan, tanto de la  representación social  y  cargos oficiales, como del patrimonio y  los recursos públicos; que ponen y disponen, de la confianza y credibilidad  de la población, hasta hoy en su mayoría  desinteresada o pasiva.

Preocupación  que aumenta,  en tanto más y más se sabe,  de los alcances  del tamaño del daño ocasionado por responsables y cómplices pasados y presentes; quienes por cierto, al seguir en la actividad política y gubernamental, también prueban y comprueban, como  se reconocen  y repiten, se sostienen y persisten hasta como candidatos o como responsables de cargos oficiales,  múltiples rostros representativos de la ineptitud y corrupción, de la continuidad de la complicidad e impunidad dentro y fuera de los gobiernos.

De cara, a evidentes y costosas acciones de enajenación y manipulación públicas, que simplemente  convierten en superficial e intrascendente, lo importante y urgente, desviando preocupación y ocupación social a la frivolidad y trivialidad, al olvido o minimización.

Hay que alertar que la situación en todo gobierno, puede empeorar si se dedica, cada vez más  tiempo y recursos oficiales a favorecer el escándalo distractor y adormecedor;  las costosas  ocurrencias, caprichos e improvisaciones gubernamentales; el sensacionalismo de supuesta persecución delictiva, pero de complicidad evidente; la manipulación político-electoral, con cargo al presupuesto; y los debates ocurrentes, del entretenimiento  intrascendente.

Las necesidades y los problemas de los veracruzanos son prioritarios.

DEL PODER PARA DEFENDER Y FOMENTAR  EMPLEOS.

En el estado, para atender una demanda estimada en 60, 000 empleos al año más el rezago acumulado, el gobierno de la alternancia ha obtenido los siguientes resultados, de acuerdo a registros del IMSS.

Indicador, en promedio diario.

De diciembre2016, a enero 2017,  se crearon 40 empleos.

De enero a febrero, solo 59.

De febrero  a marzo, se perdieron (-14) al día.

De marzo a abril, se crearon 48.

Total acumulado, de 3,538.

De diciembre-2016  a abril-2017.

Pasó de 726,465 a 730,003 el total de registrados.

Promedio  de 23.5 empleos creados por día.

A la vista, los contados esfuerzos,  resultan insuficientes. En consecuencia,  aumentan limitaciones y sacrificios, ante crisis económica y financiera  que, sin las debidas y oportunas atenciones, se complica  e incrementa; frente a un inocultable desarrollo social de pobreza y hambre, marginación y exclusión que crece más,  en la medida que se le destinan más tiempo y recursos públicos.

Inocultable, Veracruz  pasó del bajo crecimiento económico al estancamiento, de ahí a la recesión  que se padece y puede empeorar. Sobre todo si no se atiende.

*AcademicoIIESESUV@nullRafaelAriasH.Facebook:VeracruzHoydeRafaelAriasH