Dice un dicho muy mexicano cuando las comadres (los cómplices) se pelean: “de que lloren en mi casa, mejor en la tuya”, muy aplicable ahora que los legisladores locales afiliados a MORENA han decidido mandar a la señora Eva Cadena a la Hoguera pidiendo el desafuero de quien por un voto de diferencia no llegó a ser su coordinadora. Es legítima defensa, se entiende, además porque la señora Cadena no se conformó con “poquito” como el afamado “Layín” de Nayarit, sino que ya encarrilada iba por más. MORENA hace lo imposible por reducir los daños que este affaire le ha provocado, pero queda la duda sobre qué pasará si se difunden otros videos exhibiendo a otro (s) de sus afiliados recibiendo dinero ilícito. Estamos en campaña y todo puede suceder, la presidencia bien vale un video.