Columna “Política al Día”
Por Atticuss Licona

Este martes Eva Cadena regresó a su curul en el Congreso del Estado. Lo hizo porque legalmente no hay nada que se lo impida y desde el pasado 25 de abril avisó que ya no necesitaba la licencia que había obtenido para ser candidata a la alcaldía de Las Choapas.
Eva entró al Pleno como los rateros que ingresan de noche, pues se escabulló cuando la sesión ya había iniciado, mientras una jauría de reporteros daba cuenta de su displicente actitud: una curiosa combinación de perdonavidas e indefensa presa del bosque. Nadie la atendió y ningún diputado la saludó, por lo que ante la afanosa intención de ser fotografiada, ella mejor se entretuvo haciendo como que la Virgen le hablaba.
Pero Eva no solo regresa a hacer base y mantener activa su diputación. Eva regresa porque ya trae su script preparado y no piensa tragar sapos sin hacer gestos, y mucho menos está dispuesta a hundirse sola.
El Conde de Montecristo dijo “Todo mal tiene dos remedios; el tiempo y el silencio”, y Eva Cadena ganó tiempo faltando al Congreso y guardó prudencial silencio al no acudir a la FEPADE.
Fuentes muy confiables me aseguraron que la intención de Eva Cadena era subir este mismo martes a tribuna a decir “Su verdad”, y como nadie sabe el fondo de la olla más que la cuchara, Eva iba a intentar defenderse donde tendría mayor repercusión, en el Pleno, frente a los diputados de su ex bancada que la echaron a los lobos, frente a los otros diputados que mustiamente se indignaron por las prácticas en otros tiempos tan comunes, frente a la prensa que se sigue desviviendo por una declaración y, sobre todo, frente al pueblo que necesita saber lo que hay realmente tras #LadyBolsitas.
Este martes hubo tensión en el Congreso, sobre todo entre los diputados de MORENA que saben que para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo, y si de por sí los videos de Eva le hicieron daño a Andrés Manuel y su partido, una declaración inconveniente de Eva podría ser demoledora. Así se la jugaron los Morenos y esa fue su apuesta, y si Eva canta ¡Aguas!
La “Verdad” de Eva no tarda en conocerse, y quienes la abandonaron a su suerte y la echaron a los lobos más pronto de lo que se imaginan podrían arrepentirse. ¿A poco cree Usted que los priistas se cuidan tanto mutuamente porque son muy cuates? ¡No señor señora mía! Se defienden porque si le quitan la cobija a uno se descobijan todos.
Todos ven a Eva como un indefenso y flaco conejo presto a ser devorado, pero no se confunda, Eva hablará pronto y cual maga de circo se sacará de la chistera un tremendo conejo que desbaratará la imagen honesta del rayito de esperanza.

@atticuss1910