Agencias

Andrés Manuel López Obrador exigió a las fuerzas de izquierda a respaldar a Morena en las elecciones del 4 de junio en Veracruz, Coahuila, Estado de México y Nayarit para fortalecer y consolidar al movimiento que daría un verdadero cambio de rumbo al país.

De no ser así, el tabasqueño descartó cualquier tipo de coalición electoral con el PRD, el Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano para disputar la presidencia de la República el próximo año.

En Compostela, tras un evento de campaña con el candidato de Morena al gobierno de Nayarit, Miguel Ángel Navarro, el tabasqueño expresó que “si hay cariño [de los otros partidos] que ya empiecen a manifestarse”.

Pidió a los candidatos del PRD, PT y Movimiento Ciudadano declinar e ir junto a Morena en la elecciones de 2017, para consolidar la unidad de las izquierdas en una alianza para el proceso electoral de 2018.

“Si no hay unidad ahora en el Estado de México, en Coahuila, en Nayarit en Veracruz, si no hay ahora, ya en 2018, pues vamos solos, Morena va a ir solo”, declaró López Obrador.

En entrevista a medios, el líder nacional de Morena lanzó el llamado a los candidatos de izquierda Juan Zepeda, por el PRD, y Óscar González Yáñez, por el PT, que declinen para ir aliados en las elecciones del 4 de junio. “No, si quieren la unidad para 2018, que ya se deslinden del PRI, se deslinden de [Enrique] Peña Nieto en el Estado de México”, sostuvo.

Cuestionada al respecto, la candidata de Morena al gobierno del Estado de México, Delfina Gómez Álvarez, se sumo a la petición de que los candidatos de izquierda declinen. Invitó a los abanderados del PRD y PT a reflexionar para unirse a Morena.

El objetivo, según la texcocana, es “invitarlos a sacar al PRI del gobierno”. “Directamente no se los he pedido a Zepeda y Óscar Yañez, pero valdría la pena que nos sumáramos”, dijo López Obrador.

En Nayarit, López Obrador convocó a militantes perredistas y panistas a “que no les hagan caso a los dirigentes que ya negociaron con el régimen corrupto, con Peña y en el Estado de México es clarísimo, porque tienen a la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota, y el candidato del PRD, Juan Zepeda, para estar golpeando a la candidata de Morena, Delfina Gómez”.

Ayer, justo cuando el PRD cumplió 28 años de vida, el ex perredista criticó que la dirigencia del sol azteca no ha estado a la altura de las circunstancias de nuestro país. Dijo también que esa fecha de la fundación del perredismo se le olvidó, porque ya no es militante. “No está ya la dirigencia del PRD a la altura de las circunstancias”, fustigó.

López Obrador también aprovechó a criticar al presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, a quien volvió a calificar como un aprendiz de mafioso. “Los dirigentes del PAN, especialmente el aprendiz de mafioso Ricardo Anaya, tienen un acuerdo con Peña Nieto, porque se reunió con Peña a las 12 de la noche en Los Pinos y los dirigentes del PRD están muy comprometidos y vinculados estrechamente con Peña”, señaló.