Opinión
Por Mario Javier Sánchez de la Torre
22 de mayo de 2017

Cuando la perversidad es parte de nuestra forma de ser, además de la inteligencia que posee todo ser humano, pero se tiene poder, el cual puede ser económico o político, o los dos, la mezcla da como resultados cosas siniestras.

    La situación actual del Estado de Veracruz es una muestra de ello, pues los gobiernos anteriores y también el que está en funciones, lamentablemente para los que habitamos en estas tierras, han sido y aún es así. Por lo que el autollamado “gobierno del cambio”, no se ve por ninguna parte, pues tanto la inseguridad, el desempleo, las fallas en materia de salud y el mal trato al importante sector magisterial, continúan.

    Todo ello “avalado” en la falta de recursos económicos    -así dice la actual administración-     por la gran corrupción que privo en todos los niveles de gobierno de los sexenios anteriores, que fue de tal magnitud, que ha trascendido las fronteras nacionales y se suman a las estadísticas de la OCDE, en que desgraciadamente, por unos pocos, todos los mexicanos estamos catalogados como integrantes de uno de los países más corruptos del mundo.

    Esta quiebra económica que está viviendo el gobierno que tiene bajo su responsabilidad el panista – perredista Miguel Ángel Yunes Linares, ha provocado que no se paguen los adeudos institucionales que la actual administración veracruzana tiene con todos los proveedores de todo tipo, entre los que se encuentran los pertenecientes a la importante industria de la construcción, por la cantidad de empleos que genera y la forma en que hacen se mueva la economía de un lugar cuando hay obras.

    Pretexto que también se está aplicando al sector de los medios de comunicación de esta entidad, aunque no a todos, pero que para los medios de comunicación de circulación nacional o de transmisiones a lo largo y ancho de la república mexicana, no ha sido así. Pues como prueba de ello tenemos que las que han sido  clasificadas como “importantes noticias” por el nefasto gobierno estatal en turno, siempre se difunden primero en medios impresos, electrónicos y hertzianos  de la Ciudad de México y como consecuencia pasan a ser uno o dos días después del conocimiento de la población veracruzana.

    Acción que por done se le analice es totalmente negativa, pues lo que menos les importa a quienes generan esta información es que se enteren de lo sucedido los afectados, ya sea para bien o para mal, pero que tiene como trasfondo el estar quedando bien con los medios de comunicación nacionales, con toda la intención de que conozcan lo que se está haciendo acá y principalmente, el que conozcan a quien lo está haciendo, y con ello estar tratando de hacer una imagen que no es cierta a nivel nacional.

    Por lo anterior, más el spot de Andrés Manuel López Obrador en donde acusa al actual Gobierno de Veracruz de haber endeudado con once mil millones de pesos más la economía estatal, el que no haya dinero en las arcas estatales, se pone totalmente en duda.

  Así pues, lo que realmente está pasando con los medios de comunicación estatales, es el callarlos, eliminándolos y así también acabar con la incipiente libertad de expresión que nos permite nuestra en pañales democracia veracruzana. Pues el no contratar la necesaria publicidad que tiene la obligación de hacer la administración estatal, para informar a la población  de todo aquello que hace para gobernar y para que ésta pueda solicitar los servicios a que tiene derecho, y sí gastar el dinero que tiene que usar aquí, en la subliminal  publicidad personal a nivel nacional, para lograr solamente beneficios personales en su carrera política, es algo que debe de investigar la actual sexagésima cuarta legislatura y demás organismos encargados de vigilar que los dineros de los veracruzanos se inviertan en lo que debe ser y no se malgasten en situaciones de índole personal. Esperemos que tanto desprestigiado ORFIS y la igual Contraloría del Estado, den una muestra de que si hay “gobierno del cambio”.

    Por el momento son ya varios los medios de comunicación que en esta ciudad han tenido que cerrar sus puertas entre los que podemos señalar: MARCHA, OYE VERACRUZ (impreso), AZ en el puerto de Veracruz, Punto y Aparte. En cuanto a páginas web, el Golfo.info y Radiover. Con el resultado de aumentar la cifra de desempleo en la ciudad. Hasta el miércoles. noti-sigloxxi@nullhotmail.com (Fech. Púb. Lun. 22-mayo-17)