Astrolabio Político 
Por: Luis Ramírez Baqueiro

“La esperanza es el sueño del hombre despierto.” – Aristóteles.

Con los peores niveles de aceptación ciudadana, el gobierno de Enrique Peña Nieto, enfrenta de nueva cuenta otro gran reto, acabar con las cadenas de corrupción que han caracterizado a su administración, quizá como la más propensa generar negocios al amparo de la impunidad que da el fuero y el ejercicio de la función pública.
La constante crisis que representa el negocio millonario del robo de combustible está llegando al punto de quiebre, el enfrentamiento directo entre comunidades y el aparato de seguridad federal, genera una severa ínsula, que de no combatirla podría desencadenar en un problema mayúsculo.
La ventaja del presidente Peña Nieto está en su gabinete de seguridad y el líder que lo encabeza. Miguel Ángel Osorio Chong, resulta por mucho, el titular del Palacio de Cobían más efectivo del que se tenga memoria en tiempos recientes.
Responsable junto al secretario de Marina, Vidal Soberón Saenz, de fraguar la captura y la recaptura del capo más buscado por las autoridades internacionales desde los tiempos de Pablo Emilio Escobar Gaviria, reconocido narcotraficante y político colombiano, fundador y máximo líder del Cartel de Medellín.
Y es que para Osorio Chong, el conflicto que generan estas agrupaciones del crimen organizado ponen en jaque, su horizonte político, el cual, deberá quedar resuelto antes de concluido el 2017.
Para ello, el Gabinete Federal de Seguridad determinó agilizar y fortalecer la estrategia nacional contra el robo de combustibles, e incrementará la coordinación en las cuatro entidades con mayor incidencia de este delito: Puebla, Guanajuato, Veracruz y Tamaulipas.
Por su parte, la Presidencia de la República informó que con base en la instrucción girada por el presidente Enrique Peña Nieto el pasado 5 de mayo, esta miércoles por la mañana se reunió en la sede de la Defensa Nacional el Gabinete de Seguridad con el Grupo de Coordinación contra el Robo de Combustibles.
Se pudo saber que durante la sesión se acordaron “acciones adicionales” para agilizar y fortalecer la referida estrategia, así como establecer un encuentro de coordinación, la semana próxima, con los gobernadores de las cuatro entidades referidas.
En el encuentro privado participaron los secretarios de Gobernación, de la Defensa Nacional y de Marina, la Procuraduría General de la República, la Oficina de la Presidencia de la República, la Comisión Nacional de Seguridad y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).
En la reunión de trabajo participaron, por el Grupo de Coordinación Contra el Robo de Combustibles, los Secretarios de Hacienda y Crédito Público y de Energía, así como el Director General de Petróleos Mexicanos.
“En la reunión se revisaron los alcances de la estrategia elaborada por este Grupo que, por primera vez, cuenta con la activa participación de Petróleos Mexicanos, del Sistema de Administración Tributaria y de la Unidad de Inteligencia Financiera, en el combate a este ilícito”, detalló la casa presidencial.
Los días de los huachicoleros parece estár contados… pues con sus acciones, confirman que el mantenerse al margen de la ley, les reditúa ganancias multimillonarias.
Ahora la gran interrogante, ¿Quién, cómo, dónde y cuándo comercializan el producto mal habido?
Si las áreas de inteligencia financiera dan con el rastro y ruta del recurso que genera la venta ilegal del producto, seguramente con algunos meses, este fenómeno, habrá de ser parte de la historia.
Mientras tanto los huachicoleros tienen sus días contados.

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com
Twitter: @LuisBaqueiro_mx