Se ha difundido la noticia sobre la próxima visita del presidente Peña Nieto a Guatemala donde se entrevistaría con el presidente de ese país y, según esa versión, para tratar el asunto de Javier Duarte de Ochoa, ciertamente algo inusual porque ningún protocolo obliga ese formato. Sin embargo, la noticia cobra interés porque Javier Duarte es reo de un delito que cometió a la vera de las autoridades federales, lo dejaron hacer sin que desde el gobierno federal opusieran ningún trámite para impedirlo, a pesar de las continuas advertencias de la Auditoría Superior de la Federación. El porqué de esta permisiva actitud forma parte de la sospecha de vox populi sobre una trama de complicidades entre el des gobernador veracruzano y autoridades del gobierno federal.