Mole de gente
Por Virginia Durán Campollo
29 de mayo de 2017

“…y si así no lo hiciere que la Nación me lo demande” y justamente es lo que los mexicanos, debemos tener el valor  para hacerlo. Nada del juramento, al tomar  protesta como presidente Enrique Peña Nieto, ha   realizado. “Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos mexicanos y las leyes que de ella emanen” y estamos considerados- internacionalmente- como uno de los principales países, donde se violan los Derechos Humanos. Debajo de Siria,  en los periodistas muertos y una fosa enorme en todo el país, donde yacen miles de mexicanos asesinados. La sangre se riega, pero no en una guerra sino en una matanza innoble de ciudadanos. “y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de la Presidencia de la República que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión”, y tenemos un  Estado fallido con la delincuencia al tope, empobrecidos la mitad de la población y  corrupción e impunidad. Convertidos los gobiernos, en empresas familiares y sus líderes en cabezas de grupos delincuenciales. ***  El llamado es a crear conciencia- todos sabemos de los vicios de gobierno- de ir a votar. No hay más solución al gravísimo problema. Debemos dejar la incertidumbre, sacudirla y hacerlo. Los partidos, en vergonzosa alianzas, están poniendo toda la carne al asador pero no por estar preocupados por mejoras sociales, sino para seguir en la ubre del erario público. Pongamos nuestra mente en silencio y analicemos todos los males que nos abaten y de los cuales los gobiernos son los principales responsables.  Lo que se padece ha sido por la omisión, ineptitud, corrupción. Han llevado a México a una crisis nunca antes experimentada. Quieren engañarnos, con gobiernos mediáticos y muchos miles de millones de pesos invertidos, en empresas de comunicación afines. Plumas que se venden al mejor postor y alaban serviles. *** Observemos los errores de los priistas, panistas, perredistas, morenos   en complicidad cobarde, que han perdido sus ideologías.    Numerosas cuartillas para describirlos. El PRI como la dictadura perfecta y el PAN como el fracaso del cambio. Se les ha dado a estos dos partidos, la confianza y nos han traicionado. ¿Qué queda? Una gran decepción, hartazgo, dolor,  malestar –“estamos hasta la madre”- y una necesidad imperiosa de ver la luz. Queremos paz, tranquilidad y libertad. Estamos secuestrados y vivimos enrejados. Salimos a la calle y no sabemos si regresaremos. Asesinan a nuestros familiares y nadie escucha el gran lamento. Matan a los voceros del pueblo, los periodistas críticos. No hay democracia en éste país. Se acabó con todo aquello que merecía respeto: las instituciones. A estas las han usado para hacerse de dinero, para  campañas que los mantengan en el poder. Vayamos a las urnas sin miedo. Es una oportunidad más, de cambiar el rumbo. ¿Que más nos puede pasar?*** En Veracruz es claro la gran calamidad que dejaron los priistas y el fracaso del PAN como gobierno. No vendan su voto. Lo que les regalan les sirve para unos meses, pero pasarán muchos años en la misma situación. Miseria, pobreza, hambre, delincuencia, desempleo, inactividad política,  enriquecimientos ilícitos, nepotismo y más es lo que hoy viven los veracruzanos. Huérfanos de autoridades competentes, que prometieron la transformación. Solo el voto en las urnas, es la solución. ***  Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.