Astrolabio Político
Por: Luis Ramírez Baqueiro

“El mando debe ser un anexo de la ejemplaridad.” – José Ortega y Gasset.

A la conclusión de las campañas electorales para la renovación de los 212 ayuntamientos de Veracruz este 31 de mayo, habrá de venir un importantísimo periodo de reflexión, los ciudadanos serán los únicos responsables de validar lo hecho por sus administraciones municipales, o castigar, a los malos gobiernos, esa habrá de ser la principal constante que marcará la diferencia entre la sociedad responsable y participativa y aquella que continuará sufriendo y padeciendo del abuso de ciertos funcionarios.
Con base en ello, pocos son los ejemplos en Veracruz en donde se puede tener más clara evidencia del exceso que da el poder, cuando quienes le detentan por determinación ciudadana, simplemente obnubilaron el entorno dejándose llevar por los vapores que emanados de la ánfora del poder.
Ese ejemplo se encuentra en la actual administración de Santiago Tuxtla, en donde su aún alcaldesa, Claudia Acompa Islas, se volvió mundialmente famosa y no precisamente por la excelente calidad de sus políticas públicas, mucho menos, por su propuesta social, no, para nada, sino por su escandalosa capacidad para presentarse en los actos públicos mejor vestida que la misma primera dama de los Estados Unidos, o ya de paso del país.
Y es que el 26 de julio del 2017, en el marco de las Fiestas Patronales de su municipio la alcaldesa, exhibió su refinamiento y buen gusto al mostrarse públicamente con sendos modelitos de la afamada marca italiana Gucci.
De acuerdo con medios locales y también con expertos en el manejo de imagen, la alcaldesa que percibe un salario de alrededor de 50 mil pesos mensuales, lució atuendos con valor superior a los 120 mil pesos de la más reciente colección primavera-verano de la afamada marca, cosa que llamo fuertemente la atención por el ingreso oficial declarado por la munícipe.
Aunado a ello, la cuestionada Acompa Islas, presumió en sus redes sociales, que para los festejos contó con los servicios del “maquillista de las estrellas”, Alfonso Waithsman, quien cobra, dependiendo del evento, de 30 mil pesos a 200 mil pesos, cuestión que también encendió los focos rojos de la administración estatal saliente y entrante.
A esa pequeña nimiedad, también se sumaron las prendas que lucieron sus hijos, un jeans de la marca italiana con valor de 20 mil pesos y una camisa muy similar al de Gucci, que tiene un costo de 11 mil pesos. Debido a esto, algunos les intentaron comenzar a llamar como “la familia Gucci de Tuxtla”, aunque el folclor terminó por nombrarlos como “la familia Fuchi de los Tuxtla”.
El escándalo provocado por tan exagerada forma de vestir, provocó que el entonces gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares, le descartará para participar como posible titular de la SEDESOL Estatal, debido a la presión mediática que originaría su incorporación al gobierno del cambio y la transición democrática de Veracruz.
Lo grave de todo esto, es que mientras ella y su familia presumían de tan dudosa solvencia económica, dentro del programa Región los Tuxtlas 2013 – 2016 de la entidad, más del 61 por ciento de su población es rural, el 84.1 por ciento de las viviendas tiene techos de lámina o materiales ligeros, el 14.8 por ciento tiene pisos de tierra y ocho de cada 100 personas son mayores de 65 años.
Pero no conforme con ello, ha hecho todo lo posible para desbancar al candidato de la Coalición PAN-PRD “El Cambio Sigue” Argénis Vázquez Copete –hijo de la diputada local y expresidenta de dicho municipio, Jazmín de los Ángeles Copete Zapote- a quien se ha encargado de calumniar y difamar hasta la saciedad, dejando en evidencia posibles acuerdos con la oposición en las que ve una tabla de salvación en ese afán enfermizo de salvar el pellejo.
Recientemente información en poder de este reportero comprueba que la alcaldesa Fuchi, perdón Gucci, resulto ser toda una hamponcita de siete suelas, y es que según los resultados a la auditoria a la cuenta pública 2016, el municipio enfrenta una serie importante de presuntos desvíos de recursos aún por confirmar.
Observaciones como la número FM-143/2016/007 por el concepto de ISR Sueldos y Salarios de enero a diciembre de 2016 acumulan un monto de 5 millones 339 mil 368 pesos con 96 centavos, que nadie sabe, nadie supo dónde quedaron.
Otro ejemplo de estos posibles malos manejos se reflejan en la Observación Número FM-143/2016/013 por la diferencia en los montos ejercidos y asentados en el reporte de cierre del ejercicio FEFMPH-04 en donde lo comprobado y lo pagado simplemente no cuadra generando una diferencia sin comprobar de 234 mil 557.64 pesos.
Otras observaciones como la FM-143/2016/015 contabiliza un pago anticipado a contratista por concepto de obra pública a corto plazo por un monto sin comprobar de un millón 092 mil 084.78 pesos.
Programas para la sostenibilidad de los servicios de agua potable y Saneamiento en comunidades rurales también enfrentan observaciones, por 588 mil 200 pesos que deben ser reintegrados de inmediato.
El cumuló de observaciones y señalamientos a los que habrá de enfrentarse la famosa Claudia Acompa alías la “Lady Fuchi” serán sumamente cuantiosos evidenciando que en eso de entregar buenas cuentas y manejar los recursos públicos pues primero su casa y después su municipio.
Vaya con esta alcaldesa a la que ni yendo a bailar a Chalma la salva.

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com
Twitter: @LuisBaqueiro_mx