Ya apareció el peine de por qué la Dirección de Educación Física del Estado está sometiendo este martes a los pequeños deportistas de primarias a un peligroso y cruel esfuerzo sobrehumano, al tener que jugar 5 partidos en un solo día, en vez de distribuir ese número de competencias en 4 días, como se ha hecho tradicionalmente.

Tiene que ver con las ambiciones de Lorenzo Amaya Acosta, el director estatal, quien muere por ser designado secretario técnico ejecutivo del Consejo Nacional para el Desarrollo de la Educación Física y el Deporte en la Educación Básica (Condeba), un ente relacionado con estos achaques, pero cuyo representante, puesto al que aspira Amaya, percibe la friolera de 50 mil pesos mensuales (adicionales al generoso sueldo que ya recibe el director).

Así que todas estas prisas son para noquear a Javier Ramírez Cruz, el director federal de Educación Física, quien también es postulable para ese cargo.

Por cierto, lo que dicen los profesores sobre Lorenzo Amaya Acosta es que su buena fortuna viene de haber sido el entrenador personal del secretario de Gobierno de Patricio Chirinos, lo que le valió que, al llegar a ser gobernador, lo rescatara de una jubilación de 15 años y lo pusiera al frente de la Educación Física, totalmente desactualizado de la situación que vive el área.

Finalmente, quienes sufrirán y corren riesgo por esta decisión son los infantes, que están siendo sometidos a un terrible atentado contra su integridad corporal, algo nunca visto en los anales del deporte.

Foto archivo cortesía de:

http://www.cancheroxalapa.com.mx/video-acabara-lorenzo-acosta-elefante-blanco-del-omega/