Andrés Manuel López Obrador acostumbra explicar-supuestamente con información privilegiada- los asuntos en los que su gente se ve involucrada en actos ilícitos; sin embargo privilegia la narración sin aclarar el asunto. En el caso de Eva Cadena ahora cuenta que el gobernador de Veracruz fue a Los Pinos a mostrarle al presidente Peña Nieto los videos en que la señora Cadena recibe dinero, y que Peña Nieto se puso feliz. Cierto o no, eso no aclara lo del dinero, como tampoco se aclaró lo de Bejarano y otros casos del mismo jaez. Es como poner los bueyes detrás de la carreta, porque nada aclara. Hipotéticamente ¿qué pudiera decir si AMLO, por ejemplo, se difundieran videos en los que Cuitláhuac García recibe dinero de Duarte de Ochoa como se dijo en la campaña pasada?