Armando Ortiz

Uno de los detalles que más agrava el daño que los saqueadores cometieron en Veracruz, es que las cuatro dependencias con más acusaciones de corrupción y contratos con empresas fantasmas son las avocadas al orden de lo social. Estas son las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol), Protección Civil (PC), Educación de Veracruz (SEV) y en el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF). Cada una de estas dependencias tenía la responsabilidad de responder a las necesidades de un sector vulnerable de la sociedad.
Particularmente en el DIF estatal la presidenta del patronato, esposa de Javier Duarte, Karime Macías, hacía alarde del apoyo que brindaba a los niños y a los adultos mayores. Ella tenía para sí un equipo personal de Comunicación Social, que le tomaba fotos con los niños, los discapacitados y los adultos mayores. Sin embargo, atrás de esta imagen de benefactora había una mujer indolente y codiciosa que buscó la manera de quedarse con los recursos que llegaban al DIF estatal para beneficio de esas poblaciones vulnerables.
Para conseguir eso tuvo la ayuda de dos directores que, apoyándose en empresas que hoy se reconocen como fantasmas, saquearon buena parte del presupuesto que les asignaban.
El primer director del DIF, después de Zita Pazzi fue Juan Antonio Nemi Dib, quien había sido humillado por Fidel Herrera, quien lo hizo director del IPAX, es decir lo convirtió en policía. Ahora se sabe que Juan Antonio Nemi, con la ayuda de Tarek Abdalá, el próximo diputado a ser desaforado y de Pedro Solis, crearon una red de empresas fantasmas a las que les asignaron contratos millonarios.
La avidez de estos sujetos llegó a niveles absurdos, a tal grado que justificaban cualquier razón para saquear los dineros que deberían bien administrar. Para muestra un botón. El 13 de enero de 2012 se falla una licitación para comprar juguetes a favor del grupo Balcano SA de CV. Primer problema, vale mencionar que este grupo está en la lista de empresas fantasma investigadas por el SAT. Pues en ese tiempo, siendo director Juan Antonio Nemi Dib, y su director de Finanzas y Administración Tarek Abdalá, se le entregó a Balcano 5 millones 363 mil 898 pesos para la adquisición de “JUGUETES QUE SERÁN DISTRIBUIDOS A LOS NIÑOS DE ESCASOS RECURSOS DEL ESTADO DE VERACRUZ CON MOTIVO DE LOS FESTEJOS DEL DÍA DE REYES”. Aquí el segundo problema. El fallo se dio el día 13 de enero, y el día de reyes ya tenía una semana de haber sido.
Claro, podrán decir que los juguetes se entregaron de manera extemporánea; el mismo Nemi podrá decir que su firma no está en el contrato, con eso de que él en las dependencias donde estuvo sólo veía el dinero pasar. Pero Balcano está marcada como una empresa fantasma y con esto queda la duda de si los juguetes se entregaron o no a esos niños de escasos recursos de los que se valieron para saquear al erario.
Pero no sólo eso, al mismo grupo Balcano le compraron pañales desechables, telas, mercería y uniformes deportivos. Tan sólo a esta empresa fantasma el DIF estatal de Nemi Dib y de Tarek Abdalá le pagaron 12 millones 881 mil 606 pesos en productos para personas vulnerables.
Pero no sólo fue Balcano, también estuvo Prefraco, sólo que en ese entonces ya estaba Astrid Mansur en el lugar de Tarek Abdalá, pero seguía siendo el director Juan Antonio Nemi Dib.
A Prefraco, otra de las empresas fantasma investigadas por el SAT, el DIF de Nemi Dib le compró sistemas de purificación, mochilas y sanitarios biodegradables. En total a la empresa fantasma Prefraco Nemi Dib y Astrid Elías Mansur le pagaron 14 millones 937 mil 988 pesos.
Tan sólo a dos empresas fantasma, el DIF estatal de Nemi Dib pagó 27 millones 819 mil 594 pesos. Y eso que todavía falta contabilizar los montos de los contratos de Abastecedora Romcru, Anzara SA de CV, CERENE Sa de CV, Revsan Servicios Múltiples y Mogarver.
No por nada Nemi Dib es el número 4 de la lista de LBP de exfuncionarios que deberían pisar Pacho.

Armando Ortiz aortiz52@nullhotmail.com