Crónicas urgentes
Claudia Constantino

En memoria de María Teresa, mi madre

Las lastimadas madres veracruzanas hoy saldrán a las calles, pero no a celebrar su día, sino a recordarle al gobierno que poco o nada se ha hecho para devolverles a sus hijos, vivos o muertos. Son cientos de madres las que lloran la desaparición o la muerte de sus hijos por algún infortunado hecho violento, o a manos de la delincuencia.
Recordemos a las madres indignadas ante la injusticia de la que han sido objeto sus hijas, violadas y vejadas con plena impunidad. No nos olvidemos hoy de las madres veracruzanas, quienes llevan mucho años sin ver a sus hijos que migraron a Estados Unidos en busca de la oportunidad que aquí no encontraron.
Por favor, comprendamos a las madres que ya no dejan salir a sus hijos de noche, ni a lugares desconocidos, ni con personas extrañas, por más decentes que se vean. Entendamos su bien fundado temor de que no regresen, de que sean lastimados o asesinados por estar en el momento incorrecto a la hora correcta para perder la vida o desaparecer.
Este es buen día para lanzar una mirada solidaria a las madres aglutinadas en los colectivos que van por todo el territorio veracruzano en busca de los cadáveres de sus hijos. Sí, esas mismas a las que el fiscal Jorge Winkler ha ofendido y maltratado. Sí, el mismo funcionario que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares defiende a capa y espada, e insiste que se mantenga en su encargo a pesar de sus yerros e incapacidad.
Todo parece indicar que el anteproyecto de punto de acuerdo presentado por el diputado del PRD, Sergio Rodríguez Cortés, no prosperará. En dicho pronunciamiento, el legislador recordó las leyes y reglamentos que deberían regir el desempeño de aquellos que se comprometieron a defender el interés público de acuerdo con el ámbito de su responsabilidad, así como salvaguardar las instituciones.
El documento se refiere a la torpeza con la que recurrentemente se conduce el titular de la Fiscalía General del Estado:
Primero: … se le pide al fiscal general del estado que considere presentar la renuncia a su cargo.
Segundo: Se solicita que la Junta de Coordinación Política de esta Potestad Legislativa, en aplicación puntual de lo que la ley establece para este tipo de casos, debido a que las conductas presentadas por el titular de la Fiscalía General del Estado encajan en lo que dispone el artículo 77 de la Constitución Política estatal, y en consecuencia es aplicable los que establecen las fracciones I, II, III y VII de la Ley de Juicio Político y de Procedencia, al configurarse sus actos como daño a los intereses públicos fundamentales, y ataque a los entes públicos, se le inicie a dicho funcionario el procedimiento de juicio político.
Tercero: En apego a la normatividad que nos rige, solicito al pleno de esta asamblea someta a votación la procedencia de este anteproyecto de punto de acuerdo y se envíe a la Junta de Coordinación Política para su correspondiente desahogo.
Los defensores del fiscal Jorge Winckler Ortiz, afines todos al gobernador Miguel Ángel Yunes, han minimizado el hecho de que haya llamado “corruptos” a los diputados; ninguno se ha referido a los incidentes con las madres de los desaparecidos, ni con las de los colectivos que continúan la búsqueda de cuerpos en las fosas localizadas a lo largo y ancho de la entidad.
Ya veremos el resultado de la tozuda defensa del gobernador a su defensor de oficio. También esperemos a ver los resultados que el hoy defendido le presentará a las madres veracruzanas que claman justicia. Madres, madres, madres por todos lados. Las más afortunadas, preocupadas por la situación que vive Veracruz, y en espera del tal cambio; las menos, con el corazón cercenado y aguardando que la tal justicia llegue. Ya no esperan nada más. ¡Madres!

Cualquier comentario para esta columna que también parió a: aerodita_constantino@nullhotmail.es