Desde la esquina
Por Raymundo León
08 de mayo de 2017

 

Sindicatos magisteriales demandan del gobierno del estado que haya diálogo. Ese diálogo lo quieren con el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares como con el secretario de Educación, Enrique Pérez, pero sobre todo con la titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación, Clementina Guerrero.

Eliseo Islas Chagoya, secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores de Telebachillerato y Servicios Educativos en Veracruz, reveló hace unos días que los sindicatos magisteriales ya han tenido acercamientos con los secretarios de despacho, pero que a quien no han podido acercársele y mucho menos dialogar es con la secretaria de Finanzas. “De ella es de quien demandamos más atención, puesto que hay adeudos pendientes desde hace varios años. Los maestros de Veracruz son dignos de ser tomados en cuenta y por ello no se puede permitir que se siga manteniendo una política de desatención por parte de la titular de la Sefiplan”, afirma el dirigente sindical.

En la nueva administración a los trabajadores de la educación se les ha pagado en tiempo y forma sus quincenas con la variación de que ahora se pagan los días 15 y 30 y no como se hacía anteriormente. Hay todavía adeudos que los profesores demanda que se cubran a la brevedad. Esos adeudos tienen que ver con el reintegro de cuotas sindicales que son descontadas a cada uno de los trabajadores de la educación, recategorizaciones, movimientos de personal, bono de jubilados desde 2014 y diversas prestaciones que aún no paga el Instituto de Pensiones del Estado como, por ejemplo, pensión por vejez, el bono retroactivo a las pensiones, el seguro del magisterio y la póliza de defunción, entre otros conceptos más.

Para Eliseo Islas Chagoya existe la certeza de que la administración de Miguel Ángel Yunes Linares pagará en la próxima quincena el estímulo del Día del Maestro, que corresponde a 30 días de salario, ya que por ahora no hay elementos para pensar que ese bono no se pueda pagar.

El panorama para el magisterio estatal es distinto de cómo era en la administración de Javier Duarte de Ochoa. Nadie niega que hay adeudos, pero todos aceptan que ya se paga a tiempo y que se espera que los adeudos se paguen a la brevedad. Los profesores veracruzanos esperan que, asimismo, haya apertura al diálogo por parte de Clementina Guerrero, titular de la Sefiplan, antes de que esa cerrazón desemboque en algún problema.

 

Sin contratiempo, los tandeos

                                                          

El programa de tandeos de agua implementado por el ayuntamiento de Xalapa se desarrolla sin contratiempo alguno desde que fue puesto en marcha el lunes 17 de abril. El programa es una política pública para hacer frente a la escasez del vital líquido que se da como consecuencia del estiaje que se determina en Xalapa cada año.

El alcalde Américo Zúñiga Martínez afirma que de alguna forma es necesario almacenar al agua para que el programa de tandeos sea menos rígido y la ciudad no padezca escasez del líquido. El almacenamiento no debe ser responsabilidad solamente del gobierno municipal sino también de la población. Hasta ahora, la administración de Américo Zúñiga ha hecho lo suyo y ha logrado que no falte el agua en las diferentes colonias xalapeñas.

En temporadas como la de estiaje es importante saber que el Fondo Ambiental Veracruzano tiene vigencia y que en lo que respecta a Xalapa es la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento la responsable de atender a la cuenca del río Pixquiac.

“El Fondo Ambiental Veracruzano está vigente y realiza acciones positivas en los municipios que conforman la cuenca del río Pixquiac, de donde Xalapa obtiene entre el 12 y 14 por ciento del agua que le llega en tanto que el restante porcentaje de agua llega de la cuenca del río Huitzilapan”, señala el alcalde xalapeño.

Durante los meses que tenga vigencia el programa de tandeos tanto el ayuntamiento local como la CMAS continuarán atendiendo las observaciones y quejas de la ciudadanía para que no falte el agua en ningún punto de la ciudad.

 Para este año 2017, se pronostica un estiaje muy severo en tanto que la demanda de agua entre la población se incrementa hasta en un 30 por ciento, por ello se hace necesario implementar los tandeos del vital líquido con la finalidad de distribuir de manera equitativa el agua, especialmente en las partes más elevadas de la ciudad.