Ruta Cultural
Por José Miguel Naranjo Ramírez
03 de mayo de 2017

En el presente mes de mayo las 5 columnas que desarrollaré serán dedicadas a la educación, la mejor manera de festejar el día del Maestro es leyendo a los grandes pensadores que nos han pretendido educar a lo largo de la historia de la humanidad, por lo tanto, elegí cinco grandes obras que representan los valores más elevados en la educación y el orden en el que las desarrollaré es el siguiente: inicio con La República de Platón, Política de Aristóteles, El Maestro de San Agustín de Hipona, Del Maestro de Santo Tomás de Aquino y finalizo con EMILIO, o de la Educación de Jean Jacques Rousseau.

La República es considerada la obra más importante de Platón mediante la cual crea el Estado ideal, pero ésta obra compuesta de diez libros es mucho más que una obra de carácter político, La República es ante todo un tratado de educación del más alto nivel. J. J. Rousseau señaló que: “Quien se quiera formar idea de la educación pública, lea La República de Platón, que no es una obra de política como piensan quienes sólo por los títulos fallan de los libros, sino el más excelente tratado de educación que se haya escrito”.

Los Libros donde Platón centra el proyecto educativo son del IV al VIII, en estos desarrolla una gran variedad de temas educativos, todo va encaminado a que la educación es el único camino para lograr tener hombres justos, para que en un Estado todos los ciudadanos vivan bien, los Estados deben ser gobernados por los filósofos, ahora bien, ¿Cómo educaremos a los hombres que nos gobernarán? ¿Cómo construiremos ciudadanos que amen la justicia y no la corrupción, el abuso de poder, el enriquecimiento ilícito, etc.? Lograr ese objetivo parece una utopía y de hecho lo ha sido, pero Platón cuando lo escribió tenia fe en su proyecto y hoy nosotros no debemos de perderla, porque si el mundo en si ya es complicado, sin la fe en la acción transformadora de la educación estaríamos perdidos.

De entrada Platón nos señala en esta obra que la educación que le demos a los niños y jóvenes es fundamental para el futuro de nuestras sociedades, Platón le dice a Adimanto: “¿Y no sabes que el comienzo es en toda tarea de suma importancia, sobre todo para alguien que sea joven y tierno? Porque, más que en cualquier otro momento, es entonces moldeado y marcado con el sello con que se quiere estampar a cada uno, de eso dependerá si será justo o injusto”.

Platón en toda su pedagogía busca educarnos bajo las virtudes de la Prudencia, Fortaleza, y templanza, poseyendo estas tres virtudes, de forma automática encontraremos la cuarta y principal virtud que se busca en La República como lo es la justicia, cuando un hombre es justo y amante de la sabiduría nos dice Platón en el libro VI que: “Un hombre semejante será moderado y de ningún modo amante de las riquezas, será amante de la verdad, no se aferrará a la vida ni le tendrá miedo a la muerte. Digamos, por consiguiente, Adimanto, que las almas bien dotadas, si tropiezan con una mala educación, se vuelven especialmente malas”.

En el párrafo anterior se percibe la fe total de Platón en la educación, pero el momento cumbre de La República se encuentra en el libro VII cuando nos narra la alegoría de la caverna, a esta famosa alegoría se le han dedicado estudios especializados sobre la interpretación de la filosofía platónica, pero para el contexto de la presente columna diré que los hombres que se encuentran presos desde su nacimiento en la caverna maniatados con cadenas en las piernas y cuello situación que les permite mirar sólo la pared del fondo de la caverna, representan al hombre sin educación, sin conocimiento, éste hombre bárbaro sólo conoce lo que tiene enfrente, “sombras”, esa es su realidad limitada y cuando se le pretende enseñar que afuera de la caverna hay luz, no lo creen, porque toda su vida han vivido en la oscuridad, en la ignorancia, la idea del bien supremo no la conocen. ¿La caverna será un reflejo de nuestra realidad?

Platón creó el primer sistema filosófico y como los filósofos siempre han pretendido educarnos se puede decir que en La República se encuentra el primer sistema pedagógico, de hecho es importante mencionar que “La Academia”de Platón es considerada la primera universidad de occidente.

En los diez libros de La República Platón nos habla en forma de diálogos utilizando personajes como a su maestro Sócrates, Polemarco, los propios hermanos de Platón llamados Adimanto y Glaucon, entre otros, cuando el proyecto educativo estaba en pleno desarrollo Adimanto dudó de que el proyecto pudiera aplicarse en la realidad, a lo cual Sócrates le contestó.

“¿Piensas, acaso, que un pintor que ha retratado como paradigma al hombre más hermoso, habiendo traducido en el cuadro todos sus rasgos adecuadamente, es menos bueno porque no puede demostrar que semejante hombre pueda existir?

-¡Por Zeus que no!

-¿Y no diremos que también nosotros hemos producido en palabras un paradigma del buen Estado?

-Ciertamente.

-Pues si no fuera así, estaríamos haciendo el ridículo, por estar construyendo castillos en el aire”.

Esta es mi apuesta por la educación, leer y releer a los clásicos es la única forma de comprender mejor nuestras realidades, sapere aude.

Correo electrónico: miguel_naranjo@nullhotmail.com