Por si acaso…

Por Carlos Jesús Rodríguez

26 de mayo de 2017

*Se enreda más caso Cadena

*Winckler denuncia a Nahle

AUNQUE EL asunto Eva Cadena Sandoval alentó esperanzas de contener el creciente arrastre del dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional y candidato de ese partido a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador -de cara a los comicios del próximo año-, lo cierto es que el caso amenaza salirse de control y llevarse entre las pezuñas a personas, presuntamente, desligadas del tema, como la hermana del Fiscal General del Estado, Ana María Winckler –que vive, por cierto en Xalapa-, a quien la diputada Federal, Rocío Nahle pretende embarrar argumentando que es la mujer que entrega -en un video- 500 mil pesos a la legisladora local, Eva Cadena, quien por esa situación y otros filmes en su contra enfrenta juicio de desafuero para ser juzgada. Cadena, por cierto, identifica a la coordinadora de Morena en la Cámara Baja del Congreso como la “operadora financiera” directa de Andrés Manuel para recaudar dinero y destinarlo al político tabasqueño.

Y EN esa enredadera que, por supuesto no tendrá final feliz, ya que el desafuero de Cadena es cuestión de semanas como, seguramente, lo será su proceso por operaciones con recursos de procedencia ilícita, más lo que le resulte, surgen dudas que, por supuesto, el conocimiento de causa dilucidan, ya que la mujer que la legisladora veracruzana describe como la que le entregó los 500 mil pesos para AMLO es, según lo comentó a las autoridades-: “delgada, alta , de cabello corto y lentes”, por lo cual se hizo un retrato hablado en la investigación y así consta, mientras que la señora Ana María Winckler es, con todo respeto, llenita, chaparrita, usa el cabello largo a la cintura y no emplea lentes, lo que contrasta con la descripción que la ex candidata a la alcaldía de Las Choapas por MoReNa había definido en su declaración ministerial.

LO QUE no queda duda es que, desde el propio aparato gubernamental se montó el escenario para desacreditar a Andrés Manuel; lo quisieron muestrear como el más poluto de los corruptos, y en ese sentido se filtraron los videos donde Cadena Sandoval recibe el dinero, apostándole solo al escándalo pero sin tomar en cuenta que al suscitarse denuncias, se debe llegar hasta las últimas consecuencias, y una de ellas es, precisamente, dilucidar no solo la entrega del dinero a Cadena sino, ¿Quién lo aporta? ¿Quién es la misteriosa mujer que se hizo pasar por empresaria y entrega el paquete a la legisladora? Porque no se puede juzgar solo a una parte. Quien los “aporta” debe aparecer para explicar de dónde provienen los recursos, porque ya entrados en sospechas, bien podría suponerse que son de algún grupo fuera de la ley, y ahí es donde la puerca torcería el rabo.

SERIA LAMENTABLE, por otra parte, que la misteriosa mujer “fuera secuestrada” o “apareciera en algún basurero o tumba clandestina”, por lo que lo más recomendable sería que diera la cara; que denunciara como se orquestó semejante tramoya; quien la ordenó y financió y con qué objetivo porque, de lo contrario –aunque parezcamos “apóstoles del desastre”-, su vida corre peligro. Quien sea la mujer que a propósito es ocultada en la filmación, es mejor –como aconsejaba “Chabelo” a los niños: “alejarse (de quienes la indujeron) y contárselo a quien más confianza le tenga”. Es indiscutible que hay un actor intelectual de los videos, un ser perverso que organizó todo con alcance de miras, y que no estaría dispuesto a ser involucrado(a) en hechos que pondrían su nombre en el sótano del desprestigio e, incluso, en el umbral de la prisión.

PORQUE ESTO ya se volvió un desbarajuste. Todos acusan a todos: Eva Cadena dice: “Rocío Nahle es la operadora financiera directa de Andrés Manuel López Obrador para recaudar dinero. Es ella quien le acerca los dineros, Nahle le revira: “Yo no soy operadora financiera de nadie”, y acto seguido pide identificar a la persona que aparece en el primer video entregando dinero a Cadena, pues jura y perjura que fue enviada por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, y nuevamente se va a la yugular de su ex compañera de partido: “Yo no tengo nada que temer, yo no estoy en nada; hable con ella –con Eva- pocas veces, y nunca hablamos de dinero ni de recursos”, y asegura que Cadena ya está cooptada por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

PERO ROCÍO Nahle no dejó las cosas ahí. En el programa de Ciro Gómez Leyva dijo que la mujer que entrega el dinero a Eva Cadena es, ni más ni menos que Ana María Winckler, hermana del Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, por lo que la dama decidió presentar denuncia contra la diputada Federal por incriminarla, según dice, en hechos a los que es ajena. En una entrevista con el periodista Luis Cárdenas en MVS, Ana María dice no conocer a la diputada Cadena y, mucho menos a la legisladora Federal Norma Rocío Nahle; que hace diez años no visita Coatzacoalcos, y se describe como “una madre de familia que trabaja”, y que nunca en su vida ha visto cinco millones de pesos juntos, por lo que hace responsable a la diputada de Morena de cualquier cosa que le suceda al evidenciarla de tal manera. Deja en claro que aunque su hermano es funcionario, ella no tiene ninguna relación con nada que sea política.

PERO DICEN que a “río revuelto ganancia de pescadores”, y en ese tenor, el presidente de la Comisión instructora del Congreso de la Unión, Ricardo Ramírez Nieto ya pidió la destitución de Winckler Ortiz como Fiscal, “para que se le investigue por los señalamientos que la diputada Federal de Morena formuló a un medio de comunicación nacional en el sentido de que su hermana, Ana María Winckler Ortiz fue quien entregó recursos a la legisladora local Eva Felicitas Cadena Sandoval”. Y viendo que en el tema hay una rendija para seguir con esa guerra entre PRI, PAN-PRD y MoReNa, el legislador Federal insiste en que “se tiene que llegar hasta donde se tenga que llegar”, y si efectivamente la hermana del Fiscal de Veracruz es la persona que está entregando el dinero, “obviamente estamos en presencia de una comisión de un delito y la gravedad estriba en el parentesco que tiene con el Fiscal de Veracruz y las presunciones que a partir de ello se pueden deducir del conocimiento que, seguramente, tuvo el Fiscal en el actuar de su hermana”, como si los seres humanos tuviéramos culpa de lo que hacen nuestros parientes, en el hipotético caso que así fuera. Vaya guerra que no tiene para cuando terminar. OPINA carjesus30@nullhotmail.com