Agencias con información de Reforma

Veracruz no ejerció 238.48 millones de pesos de fondos federales para seguridad pública, correspondientes al ejercicio fiscal de 2016, según se ve en el informe del Mecanismo de evaluación y transparencia de recursos federales en materia de seguridad.

Las entidades federativas tienen pendiente de aplicar mil 854 millones de pesos de fondos federales para seguridad pública, correspondientes al ejercicio fiscal de 2016.

Esta cantidad representa el 20 por ciento del financiamiento conjunto (aportación federal y estatal) destinado a los estados el año pasado, para combatir la inseguridad y fortalecer a sus policías.

Así se desprende de los datos contenidos en la nueva herramienta del gobierno federal denominada Mecanismo de evaluación y transparencia de recursos federales en materia de seguridad.

Esta herramienta fue lanzada el 5 de mayo con la finalidad de ventilar el avance en el ejercicio de los recursos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) 2016.

Más de mil 800 millones pendientes de ejercerse, mil 436.63 son aportaciones federales y 417.38 son fondos estatales aportados bajo la modalidad de “copago”.

Las entidades con los montos más altos pendientes de aplicar son Veracruz, con 238.48 millones de pesos, y Chihuahua, con 186.17. Ambos estados cambiaron de gobierno en 2016.

Les siguen Nuevo León; con 183.91 millones de pesos; Hidalgo, con 123.73; Tamaulipas, con 82.98 (también cambió de gobierno en 2016); y  Quintana Roo, con 79.2 millones de pesos.

En contraste, las entidades con la menor cantidad de recursos pendientes de ejercer son Nayarit, con 5.11 millones de pesos; Tlaxcala, con 8.48; Morelos, con 10.83; y Chiapas, con 11.57 millones.

Los datos, sistematizados por el secretariado ejecutivo del Sistema de Seguridad, indican que en 2016 el financiamiento para la seguridad de los estados ascendió a 9 mil 87.8 millones.