El domingo próximo coincidirán en Veracruz los dirigentes nacionales del PRI y MORENA, Enrique Ochoa Reza y Andrés Manuel López Obrador; ambos representan a partidos distintos, en tiempo y en forma, como gustamos en repetir. El PRI es añoso, ha gobernado desde 1946, MORENA aún no demuestra cómo lo va a hacer, salvo en algunas Delegaciones de la Ciudad de México. Formalmente son dos partidos diferentes, por sus largos años en el Poder y porque su ejercicio desgasta el PRI tiene mucho para ser criticado, aunque mucho es lo que hay en México producto de sus gobiernos. Ahora, el PRI nada corriente arriba, mientras MORENA es la hipotética esperanza.