¡Adelante!
Pepe Valencia
22 de mayo de 2017

Aunque están ya en plena  contienda, después del 4 de junio se desatarán los aspirantes a la gubernatura del estado, sea cual sea el resultado de las elecciones.

El primero en levantar la voz ha sido Héctor Yunes Landa. Su homólogo, José Yunes Zorrilla,  se ha mostrado más cauteloso, pero también le late fuerte su corazón.

Hay uno más, el alcalde de Orizaba, Juan Manuel Diez Francos, a quien abiertamente promueven sus amigos en redes sociales para la gubernatura.

Otro mencionado y cuya eventual postulación dependerá del resultado de las elecciones municipales, es Miguel Ángel Yunes Márquez, de Boca del Río e hijo del gobernador de Veracruz.

Si el PRI nominara a Héctor o a Pepe, y el PAN al actual munícipe de Boca del Río, una vez más habría dos Yunes en las boletas de 2018, como el año pasado.

Algunos priistas destacados comentan que si entre los senadores priistas Yunes se produjera un choque de trenes por la candidatura, podría surgir un tercero: Américo Zúñiga o Ricardo Ahued.

Si el resultado de las elecciones municipales de Veracruz incidirá en las probabilidades de Yunes Márquez para la gubernatura, lo que ocurra en el Estado de México también influirá en la selección del candidato presidencial y, por ende, en la nominación de los Yunes priistas.

Si Alfredo del Mazo es gobernador, se fortalecen el presidente Enrique Peña Nieto y su grupo. Pepe Yunes sería el candidato natural del PRI para Veracruz.

Y si el PRI perdiera las gubernaturas del Estado de México, Coahuila y Nayarit, este partido quedaría tan vapuleado que la candidatura de Veracruz recaería en Héctor Yunes Landa.

¿Por qué? Porque es el priista más conocido y el mejor posicionado a pesar de haber sido derrotado por su primo hermano Miguel Ángel Yunes Linares.

La última palabra no está dicha. Esperemos el 4 de junio y lo que sigue. De aquí a que los partidos políticos definan sus candidaturas a la gubernatura, pueden suceder muchos imponderables.

Por lo que hasta ahora se ve, por el PRI iría un Yunes, Pepe o Héctor. Y por el PAN, Miguel Ángel o Fernando Yunes Márquez. Todo de acuerdo al desenlace electoral en puerta.

Sorpresa sería que el candidato del PRI, el próximo año, no fuera alguno de los senadores Yunes y que por el PAN no participara uno de los hijos del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.