Cobran ‘cuota’ a choferes de pipas para cargar gasolina

Coatzacoalcos- 2017-05-1916:09:53- Redacción/ Al día ingresan al área de llenaderas de la Terminal de Pajaritos unos 70 pipas, en su mayoría están obligados a ‘mocharse’ para que puedan cargar combustible, pese a que los conductores han manifestado su molestia por estas prácticas, en Pemex no hacen nada para combatir este problema.

Los conductores para poder ingresar al área de estacionamiento tienes que dar entre 300 a 200 pesos, los que no den la aportación los mandan a lo último, además tiene que ‘mocharse’ con el que conecta la manguera, pasas a la torre de control por los papeles y también te piden y finalmente los que te sellan se le tiene que dar.

Uno de los afectados mencionó que con todo el descaro el personal reconoce que le darán prioridad a los que se ‘mochen’, sin importar el orden en que lleguen, lo que consideran injusto.
Dijo que todos piden para el ‘refresco’ aunque sea parte del trabajo que realizan, siendo uno de los responsables de estas prácticas un trabajador identificado como Rosalino.

Señaló que más allá de que Pemex sancione o no a sus trabajadores, lo que único que están pidiendo es que se terminen con estas prácticas en una empresa que se dice productiva del estado.

Mencionó que las pipas que ingresan al área de llenadera son de empresas privadas que cargan gasolina, diesel o turbosina.

YA NO TIENEN ESPACIO PARA DESCANSO

Indicó que antes, los conductores contaban con un espacio de descanso, mientras esperaban cargar combustible, sin embargo, ese espacio se lo cedieron a un particular para que pusiera un restaurant.

Sin embargo, señaló que los precios en el restaurant son tan altos, un agua en 25 pesos, y la comida de muy mala calidad, pero al no tener un espacio para esperar se ven obligados algunos a ingresar, mientras que otros lo hacen abordo de sus unidades, pero ante los intensos calores, lo tienen que poner el clima, lo que significa que el combustible de sus unidades se consuma mucho más rápido.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO