Mole de Gente
Virginia Durán Campollo
30 de mayo de 2017

La periodista Claudia Guerrero Martínez, inició una interesante investigación sobre el DIF Estatal y las Empresas Fantasmas- en tres entregas de su  prestigiada columna política Entre lo utópico y lo verdadero- en donde da cuenta de las “fichitas” que resultaron ser Karime Macías Tubilla de Duarte en complicidad, principalmente, con Juan Antonio Nemi Dib y Tarek Abdalá Saad-uno como Director General y el otro como Director administrativo  – quienes crearon una “red de corrupción integrada por incondicionales exfuncionarios, quienes se encargaron de la creación de empresas fantasmas, a partir del 2011 y proliferaron en el 2012 y 2013 en DIF de Veracruz”. Sustentando como siempre su dicho, la periodista da cuenta del cochinero que se convirtió, una institución dedicada a servir a los que menos tienen, sobre todo la niñez y los adultos mayores. Como sin misericordia alguna, vaciaron las arcas. El inicio del hurto se encuentra en ligas que  da, a dónde puede uno anexar en el Diario Oficial de la Federación y comprobar el delito. *** Y “en este documento oficial de la Federación aparecen conocidas empresas en Veracruz, que se vieron beneficiadas con contratos millonarios y algunas están involucradas en investigaciones realizadas por su servidora y en el Portal Animal Político. Estas son: ANZARA SA DE CV, GRUPO BALCANO SA DE CV, CENTRO DE RECURSOS DE NEGOCIOS CERENE SA DE CV, PEFRACO SA DE CV, RAVSAN SERVICIOS MULTIPLES SA DE CV Y ABASTECEDORA ROMCRU SA DE CV”. Con base a una auditoria realizada, por el actual Director Administrativo del DIF Estatal, Javier Marín Atristain se detectó que estas empresas eran fantasmas o fachadas. Tanto Tarek, Nemi Dib y Pedro Manuel Solís se calcula que desviaron recursos estatales por la cantidad de $112, 216,820.44 centavos, en el periodo correspondiente al 2011.*** Enumera la autora 8 licitaciones sin testigos de entrega, donde da datos de las licitaciones , los conceptos-310,000 juguetes por ejemplo-y los millonarios costos, que nunca entraron a las arcas. Los datos reflejan que: “Karime Macías, Juan Antonio Nemi Dib Pedro Solís y Tarek Abdala, integraban una red de corrupción administrativa, en una institución de asistencia social y de atención a los más vulnerables. Estos sinvergüenzas exfuncionarios duartistas se colocaron en puesto claves para celebrar licitaciones y emitir fallos a modo. Incluso de manera dolosa, los arriba involucrados, le dieron salida a estos bienes a través de donaciones a Secretarías  tales como Desarrollo Social y Seguridad Pública, cuando era Secretario de despacho, el hoy preso Arturo Bermúdez Zurita”.*** Existen en total doce empresas, que deberán ser investigadas por la Fiscalía General de Veracruz  las cuales enumera y precisa los montos. Aclara que una constante es que se observa, en todas las licitaciones, que el monto no rebasa de  los $6, 000,000   millones para evitar tener que hacer la Licitación Pública Nacional, pero en la suma arroja cientos de miles de millones de pesos. Un quebranto patrimonial a las arcas  estatales y del órgano asistencial de $ 176, 171,016.61 centavos. También aparece la larga lista de funcionarios-delincuentes, que armaron una red delincuencial y al parecer están de huida o escondidos en algún lugar del mundo. *** Esta valiosa información, exhibe una vez más a la banda de ladrones que resultaron las familias Duarte- Macías, que junto con amigos, cómplices y familia dejaron al estado de Veracruz en quiebra. Consideramos que el dinero destinado a la  educación, la salud y los beneficios sociales deben ser intocables. El enjuiciamiento tiene que ser severo, pues lucraron con el dolor ajeno. Ante el alud de información, datos duros y fundamentados la verdad asquea,  como también se repudia a todos los involucrados. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.