Ciudad de México- 2017-05-1510:43:46- El grupo de siete periodistas que fueron retenidos por un grupo de alrededor de 100 hombres en la región de Tierra Caliente de Guerrero, está en manos de la Procuraduría General de la República (PGR).

A través de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión (Feadle) abrió una investigación sobre la agresión que sufrieron periodistas de medios locales, nacionales e internacionales en un retén que se encontraba instalado en la carretera Iguala-Ciudad Altamirano.

Sergio Ocampo, corresponsal de La Jornada en Guerrero y colaborador de radio UAGro; el fotógrafo Jair Cabrera, colaborador de La Jornada, Jorge Alberto Martínez, de Quadratin Guerrero, Ángel Galeana, Alejandro Ortiz y el periodista extranjero Hans Musielik viajaban en dos camionetas y en la retención los despojaron de su equipo de trabajo, celulares y una de las unidades.

La Feadle dijo que comenzó una carpeta de investigación desde ayer por la noche y que la Subprocuraduría de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad “contactó directamente a los comunicadores afectados, al tiempo que coordinó acciones con las autoridades estatales para iniciar la indagatoria de los hechos y determinar las responsabilidades que correspondan”.

La Federación dijo que se dará seguimiento a la situación de los comunicadores agredidos de manera conjunta con la coordinación ejecutiva nacional del Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

La PGR externó su condena por la agresión contra “personas dedicadas al periodismo y en agravio al ejercicio del derecho a la libertad de expresión, al tiempo en que reitera su compromiso de llevar a cabo una investigación inmediata y oportuna”.

SPDnoticias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO