Del otro lado del cristal
Por: Jorge Manrique
22 de mayo de 2017
*Escándalo en Perote. *Hijo del Doctor Herbert agrede a mesero. *Ana Miriam en jaque; no acude al antidoping. *Gina y los Ferráez.  *Hipólito “el burgués” y su regidor tercero. *Montano a paso firme. *Carlos Luna a la alza. *Constantino y su nuevo feudo. *El bronco le toma la protesta.

Suele suceder que durante el tiempo que duran las campañas políticas, las promesas que se hacen a los ciudadanos son infinitas, mucha de ellas inalcanzables; sin embargo las usan para poder captar la atención de los votantes, aunque no se tenga la más remota idea de lo que signifique la palabra gobernar.

Lo vemos en la publicidad de Hipólito, el candidato moreno, quien busca se le asocie en los carteles con la imagen de Andrés Manuel, porque simple y sencillamente no tiene capital político; su imagen no pesa, es un burgués desconocido, que de ser aliado de uno de los exgobernadores de Veracruz, se encontró con la candidatura de Morena, pasando por encima de toda la estructura y con el padrinazgo de Cuitláhuac García.

Un ejemplo claro de las mentiras del partido que se denomina la esperanza de México, es que dentro de la propuesta de sus tres primeros regidores de Hipólito, no van tres emblemas de Morena, no va la gente de a pie que se ha roto el lomo para posicionar al partido, no, ¡no hay nadie de ellos! van los amigos de Cuitláhuac y en tercer lugar un compadre del alcalde Américo, un hombre que fue del PRI, pero que ahora lo incrustan en Morena para tener la operación política y con ello tener la estructura que este personaje construyo con cargo a la alcaldía el “zapatitos”. (sic)

Esta semana la candidata del Pan – Prd, sufrió dos duros golpes a su credibilidad, el primero de ellos; al no someterse al antidoping. El segundo de ellos una investigación en donde “supuestamente” Gina Domínguez entregaba mes con mes cantidades millonarias al grupo radiofónico de la familia de la candidata.

El periodista de animal político Israel Roldan, hizo circular este fin de semana en redes un documento en donde todo indica Gina Domínguez, pretendía comprar una radio difusora del poderoso grupo avanradio.

Sin duda Ana Miriam, podrá resolver esta semana lo del tema del antidoping, acudiendo a un buen laboratorio; demostrando que no hay nada que ocultar. O señalando que toma medicamento controlado. Y lo de los pagos millonarios pues podrán alegar convenios con gobierno por ser la firma más poderosa de toda la radio en Veracruz y que no existió tal acuerdo para vender una radio difusora.

Como sea los súper asesores de la candidata; deben tener esto más que medido; sin embargo fue una mala decisión no dejar que la candidata fuese al antidoping, dejando en evidencia ante el electorado a la abanderada del amarillo – azul; al fin y al cabo no tendrían nada que ocultar.

Se lo advertimos a la candidata, que sus súper asesores serian su karma…

En Xalapa el papel del alcalde puede ser tan significativo que si no tiene cosecha suficiente de iniciativas y capacidad verdadera para llevarlas a cabo, termina produciendo la resaca de la antipatía y la animadversión ciudadana, además del deterioro físico y, lo que es más grave, el quebranto anímico de la ciudad. Como nos ocurrió con Elizabeth Morales y Villalpando.

En nuestra capital los defectos de los alcaldes son fáciles de detectar; es más factible percibir sus cualidades y sus falencias, que están conectadas directamente con la cotidianidad de la vida de todos los habitantes de cada ciudad, desde los niños hasta los ancianos, voten o no voten. Y también es mucho más visible dar con sus adicciones.

Ya me imagino a Hipólito despachando desde un “asado y tinto”; eso sí transportado en un Sturu pero escoltado por Suburbans.

La agenda del siguiente período no puede ser la que establezcan los candidatos y sus asesores, sino la que se perfeccione a través de una campaña que no debe tener como protagonistas exclusivos a quienes aspiren a gobernar y a quienes tienen por oficio conseguir votos para ellos con argumentos peregrinos.

Por ahora solo hay dos candidatos que cubren ese perfil; Carlos Luna Escudero del movimiento ciudadano y Alejandro Montano Guzmán del PRI.

Carlos Luna Escudero, quizás con menos experiencia que Montano, pero ambos con plataformas concretas que ofertan al electorado, una manera viable de impactar en los problemas que se viven en nuestra ciudad.

Ambos cuentan con la capacidad de ejercer el poder político y no sorprenderse con las complejidades de los asuntos propios de la vida y del gobierno local.

Ambos tienen una mirada realista de sus posibilidades; y conocen el espectro amplio de sus responsabilidades, que no son solamente las que aparezcan en códigos y en catálogos formales que no tienen que ver con el alma de la gente.

Montano y Escudero, son capaces de combinar sus consideraciones políticas con las de orden técnico; saben de antemano para qué va a alcanzar el presupuesto. Conocen los límites de su poder y no hacen ilusiones falsas al electorado.

El rival a vencer en Xalapa, es el Pri; vaticinan algunos videntes de la política que el triunfo es de los Morenos impuestos; otros más que del Amarillo – azul; pero sigue siendo Alejandro Montano Guzmán el rival a vencer.

Montano tiene claro que el ánimo de la gente es uno de los ingredientes más importantes de la dicha o la infelicidad en el marco inmediato de la vida de cada quién, y que él se compromete a velar porque ese ánimo esté siempre en alto, no sobre la base de la propaganda oficial, detestable como las peores, sino a partir de realidades palpables para todos. Montano será un alcalde cercano y sensible para el pueblo y duro contra la delincuencia.

Por Xalapa ¡Montano responde!… al tiempo.

#Para Concluir:

No se puede tapar el sol con un dedo; la campaña del Doctor Herbert Prado vive quizás sus peores momentos en esta última semana del mes de mayo. Sus operadores políticos; Toño Martínez, Memo Franco, Chuy García y Cesáreo Roldán, están consternados ante la negativa del Doctor de escuchar sus consejos. Ya que el galeno solo escucha a sus hijos.

En tanto Misael Ríos y Rey López, pasan al Senador datos inflados de que arrasaran en Perote de la mano del Doctor Herbert.  (Nada más falso)

Pero para su desventura o para fortuna del equipo de campaña, el hijo del candidato Juan Francisco Herbert Prado, de la alianza “Que Resurja Veracruz” a la presidencia municipal de Perote, protagonizó; la noche de este sábado un escándalo en el Restaurant Roma, ubicado en la calle Morelos, cuando se encontraba bajo la influencia del Dios Baco.

La Madrugada del domingo trascendió de manera viral en las  redes sociales, que el junior pidió; una botella de vino, que se negó; a pagar, debido a que se encontraba “caliente”, provocando su enojo y aventó; la botella hacia unos cuadros y provocó; heridas a un mesero del lugar, el cual fue llevado de emergencia al Hospital Civil, para su atención médica. En dicho restaurante el encargado de pagar la cuenta fue Ruperto Cortina, acaudalado empresario Peroteño.

El Pri está en riesgo de perder también Perote y todo por acciones tan absurdas de los juniors con aires de prepotencia.  Un duro golpe para el Senador Pepe Yunes.

Dicen que para que la cuña apriete debe ser del mismo palo… Nos leemos el próximo miércoles del otro lado del cristal.

Entre Líneas:

Luego de ser borrado del mapa del PRI, Constantino Aguilar Aguilar está de regreso y más fortalecido que nunca con su nueva  organización “Consejo Nacional Independiente de Campesinos y Ecologistas de México”.

Y como es independiente la nueva organización pues nada más y nada menos que Jaime Rodríguez, “El bronco”, gobernador independiente del Estado de Nuevo León, le tomó la protesta al buen Constantino. En el evento presente el Doctor Carlos García Méndez rector de la universidad de Xalapa, quien dialogo duro y tendido con el bronco.