Perfilando
Por Iván Calderón
10 de mayo de 2017
* El candidato que no levanta
* Desaires a Renato Alarcón

Pese a que el priismo ha dado ciertos destellos de querer revivir en el pueblo de Santiago Tuxtla, este partido se encuentra hecho añicos.

  La neta.

  Su principal expositor, Nemesio Domínguez Domínguez solo se metió a escondidas en este proceso, ya que de primera cuenta control no tiene y además de esto, no ha logrado concretar un solo proyecto ganador y pese a querer orquestar la campaña de Donaldo Errasquin Barajas, el candidato rojo no más no repunta ante la serie de historias negativas que trae en su contra en sus tiempos mozos de juventud.

  Y es que se comenta, (no nos consta) que el ahora aspirante tricolor junto con otros conocidísimos personajes más, se metió al lucrativo negocio del pillaje de madrinas con automóviles último modelo, los cuales negociaba en toda la región de los Tuxtlas, para después dejar estas cuestionadas acciones y convertirse en un malogrado administrador de una empresa juguera, gracias a un crédito que obtuvo en los tiempos de Fidel Herrera Beltrán.

  De las supuestas baladronadas de Errasquin nada se puede asegurar, porque ya saben cómo se van construyendo los relatos legendarios entre los lugares, pero como diría aquel dicho “cuando el río suena, es porque algo lleva”.

  Sin embargo, lo que sí consta entre la población, es que el contendiente tricolor está siendo manejado tanto por Nemesio Domínguez, Erick Lagos y Jorge Carvallo Delfín, y que se encuentra vendiendo una falsa esperanza de progreso, cuando lo que los diputados federales desean es convertir las arcas municipales del Ayuntamiento de Santiago Tuxtla en su “caja chica” tal y como ocurre en los municipios de Isla, Azueta o Lerdo de Tejada.

  Incluso, aun cuando no había un claro candidato para Santiago, fue el mismo Donaldo Errasquin quién hizo pública una reunión en el palacio Legislativo de San Lázaro, precisamente con Erick Lagos y Carvallo Delfín, personajes que indispensablemente les une ciertas cronologías con el crimen, pasando por complicados delitos, hasta por el simple supuesto robo de recursos en el tema de unas casas que jamás construyeron en este pueblo.

  Pero eso no es todo, en el caso de que Errasquin sea completamente autónomo, las sospechas de su falta de capacidad y de liderazgo chocan entre el electorado, ya que la misma ciudadanía bajo una marcada incredulidad, no puede entender como después de haber logrado edificar una importante compañía y quizás la primera en su historia en todo el sur de Veracruz, sea su mismo dueño el causante de la quiebra, dejando sin empleos directos o indirectos a cientos de ciudadanos y ahora pasados los años pida el voto popular, cuando no fue capaz de defender algo que era suyo.

  Se tiene que decir, al PRI en Santiago Tuxtla y de todo Veracruz en general nadie lo quiere, ya que este partido ha quedado sumamente mal con los diferentes sectores de la sociedad. Y no solo eso, sus primordiales promotores ya sean Nemesio, Carvallo, Lagos o hasta el mismo Javier Duarte o Fidel Herrera, mucho le han quedado a deber a esta población que ha logrado caminar a pasos agigantados por otras vías, menos por el camino tricolor o sus gestores.

  Donaldo no la tiene nada fácil y su derrota está más que anunciada.

  Ya veremos qué es lo que pasa.

  POR CIERTO, dicen que aparte de mal candidato y administrador, el aspirante del Revolucionario Institucional salió con una inmoderada soberbia, ya que con 20 minutos de retraso que traía el dirigente estatal del PRI Renato Alarcón quién llegó de gira a esta población, el sobrado “Bolillo” se retiró del lugar señalando que él no espera a nadie, para luego regresar y tomarse la foto con el dirigente.

  Ya no sabemos si Donaldo Errasquin hizo mal o bien ante el desplante que le propinó a Renato, otro líder de papel que irá directo al basurero de la historia.

@IvanKalderon

ivancalderonflores@nulloutlook.com

www.eldelsur.com